sábado, 10 de mayo de 2014

Sí se puede pide auxiliares informadores y más trabajadoras sociales para las UTS del municipio



Frías valora la mejora tras la incorporación de la atención telefónica, propuesta por su partido, pero dice que hay que seguir avanzando
Asunción Frías, concejala de Sí se puede en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, dijo hoy que es necesario acelerar el proceso de contratación de auxiliares informadores en las Unidades de Trabajo Social (UTS) del municipio, dado que han pasado ocho meses desde la aprobación en el Pleno de esta medida, propuesta por su partido y refrendada por unanimidad, y todavía no han sido contratados.

La concejala ecosocialista incidió hoy en esta idea después de recibir por escrito una respuesta presentada al Pleno de ayer en la que le pedía información a la delegada de Atención Social, Alicia Álvarez, sobre los plazos y el sistema que se empleará para contar con esta figura en las UTS. La contestación de Álvarez fue simplemente que “se están dando todos los pasos”, sin especificar fechas ni procedimientos.

En la misma pregunta, Frías se interesaba por la opinión que tiene el grupo de gobierno del funcionamiento del servicio de atención telefónica en las UTS, también propuesto por Sí se puede, y, frente a la “valoración altamente positiva” que hace Álvarez en su respuesta, la concejala ecosocialista cree que hay aspectos positivos, como la eliminación de las colas de madrugada, “lo que, sin duda, ha supuesto un avance en cuanto a dignidad gracias a nuestra moción”, pero hay otros que deben ser mejorados, como los plazos de espera de los usuarios para ser atendidos.

Más trabajadoras sociales
Para hacer frente a estos periodos de espera, la portavoz de Sí se puede pidió hoy incorporar más trabajadoras sociales que complementen el servicio de atención telefónica. De esta manera se podrían reducir los plazos, que, según los datos aportados por la concejala de Atención Social, son de 43 días en la UTS de Barranco Grande; 35 en las UTS de Ofra y La Salud; 32 en la del distrito Centro; 30 en la de Añaza; y 19 en la de Los Gladiolos.

“Nos preocupa y no nos parece admisible que las personas usuarias tengan que seguir esperando una media de un mes, que en UTS como la de Barranco Grande puede llegar a ser de un mes y medio, y creemos que complementar el servicio de atención telefónica con la incorporación de trabajadoras sociales serviría para prestar una atención telefónica más especializada y acelerar muchos de los trámites”, señaló Frías.

“Aunque valoramos que se aprobara en septiembre y se aumentara antes de final de 2013 el número de trabajadoras sociales para las UTS, los datos demuestran que siguen siendo insuficientes y, por tanto, pedimos que se incremente considera­blemente el número de trabajadoras hasta alcanzar la ratio de una por cada 3.000 habitantes en la atención social de base, como recomiendan los colegios profe­sionales de trabajadores sociales”, añadió la portavoz ecosocialista.