miércoles, 14 de mayo de 2014

Sí se puede denuncia que Cuesta Piedra sigue igual de abandonada tras la reposición de viviendas



Pedro Arcila y Asunción Frías visitaron el barrio y escucharon las múltiples quejas de los vecinos sobre la falta de servicios
Arcila y Frías, ayer en Cuesta Piedra con un miembro de Los Desbocados.
Pedro Fernández Arcila y Asunción Frías, concejales de Sí se puede en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, denunciaron hoy que tras el proceso de reposición de viviendas en Cuesta Piedra, que está a punto de culminar, el barrio sigue careciendo de los más elementales servicios, como es la adecuada recogida de basuras, espacios públicos en condiciones y recintos y actividades deportivas y de ocio para niños y jóvenes.

Frías, que visitó ayer el barrio junto a Arcila y otros miembros del Comité Local de Sí se puede en Santa Cruz, dijo hoy que “la Delegación de Viviendas del Ayuntamiento parece haberse dado por satisfecha con la reposición llevada a cabo, pero el proceso de rehabilitación de Cuesta Piedra no consiste solamente en la sustitución de las casas, sino en la implementación de todos los servicios que requiere cualquier barrio de la capital. Parece –añadió la concejala– que Coalición Canaria cree haber obtenido con esta operación el suficiente rédito electoral como para volver a dejar en el olvido a los habitantes de Cuesta Piedra”.

Entre las quejas que escucharon ayer los miembros de Sí se puede de boca de los vecinos del barrio destaca el deficiente servicio de recogida de basuras, tanto por las frecuencias como por la ausencia de contenedores para la selección de residuos. Además, los jardines públicos y las canchas deportivas se encuentran en mal estado y la programación de actividades lúdicas para niños y jóvenes brilla por su ausencia.

Los miembros de Sí se puede recorrieron el barrio junto a varios integrantes de la murga Los Desbocados, que pasa por ser en la actualidad el colectivo más comprometido socialmente con la realidad de Cuesta Piedra. Estos señalaron que pagan sus impuestos de la misma manera que el resto de los vecinos de Santa Cruz, por lo que no entienden que el Consistorio los trate como ciudadanos de segunda categoría.

Arcila y Frías se comprometieron con los miembros de Los Desbocados a trasladar al Ayuntamiento, a través de los órganos correspondientes, todas las demandas del barrio, así como a apoyar a la murga en su lucha por la defensa de los derechos de los más desfavorecidos de Cuesta Piedra.