viernes, 16 de mayo de 2014

La Audiencia le da la razón a Arcila y ordena un informe sobre los riesgos de la obra portuaria en El Bufadero



El edil lo había pedido al Pleno, pero el grupo de gobierno lo rechazó
Desembocadura del barranco de El Bufadero, en María Jiménez.
La Sección Penal de la Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife emitió ayer, jueves, un auto en el que ordena que un ingeniero de caminos, canales y puertos elabore un informe pericial sobre los riesgos que la obra portuaria en la desembocadura del barranco de El Bufadero puede tener sobre las personas y los bienes del pueblo de María Jiménez.

El auto pide concretamente que se informe sobre las repercusiones que la cubrición de este tramo del barranco ocasiona a su función natural de desagüe hacia el mar del agua de lluvia y de sus arrastres, así como si la obra tuvo alguna relación con los graves daños materiales ocasionados en María Jiménez tras las fuertes lluvias de febrero de 2010.

Con esta acción judicial, la Audiencia coincide plenamente con la postura mantenida por Sí se puede en relación con esta obra, y concretamente con Pedro Fernández Arcila, concejal de la organización en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, que el pasado mes de octubre pidió al Pleno encargar con carácter de urgencia un informe sobre esta obra, realizada sin tener en cuenta los más elementales criterios de precaución en relación con el acarreo de aguas y de otros materiales en las desembocaduras de los cauces. El Pleno rechazó la propuesta.

La Audiencia ha tomado esta decisión después de que el juzgado de instrucción archivara una denuncia presentada por la Fiscalía de Medio Ambiente, que a su vez se basó en una denuncia previa del propio Arcila. Tras el citado archivo, la Fiscalía recurrió a la Audiencia Provincial con el apoyo del concejal como parte denunciante, y ahora este órgano judicial suscribe íntegramente las tesis de Sí se puede sobre la necesidad de elaborar el citado informe.

Sobre esta decisión judicial, Arcila dijo hoy que “se viene a demostrar una vez más que la defensa de los intereses de los ciudadanos es un asunto que al alcalde, José Manuel Bermúdez, y a su grupo de gobierno no les parece prioritario, pues en el Pleno de octubre rechazaron nuestra moción pese a que los riesgos de esta obra ya han quedado de manifiesto, especialmente durante las lluvias de febrero de 2010”. Se da la circunstancia de que aquellas lluvias no fueron las más intensas registradas en la zona, pese a lo cual la obra realizada por la Autoridad Portuaria de Tenerife en la desembocadura ocasionó graves daños que podrían repetirse en el futuro.

Advertencia del Consejo de Aguas
La naturaleza de este tramo final del cauce y la presencia de esta obra han motivado que el Consejo Insular de Aguas haya incluido a María Jiménez dentro de las denominadas Áreas de Riesgo Potencial Significativo de Inundación en su documento “Evaluación preliminar de riesgos de inundación en la demarcación de Tenerife”. Este documento considera el tramo final de El Bufadero como potencialmente inundable y con alto riesgo de inundación.