lunes, 12 de mayo de 2014

Arcila considera que Bermúdez no hace la auditoría a Cetensa para ocultar la corrupción de la etapa Zerolo



Afirma que hay trato de favor a los adjudicatarios del tanatorio de Santa Lastenia
Pedro Fernández Arcila, concejal de Sí se puede en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, le recordó hoy al delegado de Obras y Servicios Públicos, Dámaso Arteaga, que la empresa Cetensa ofertó en el proceso de licitación del servicio, y como mejora de su oferta, la construcción del tanatorio municipal, lo que le obligaba a realizarla sin contraprestación alguna. Sin embargo, el anterior alcalde, Miguel Zerolo, le cedió gratuitamente a Cetensa la explotación del tanatorio durante 75 años.

Arcila dijo además no entender que Arteaga haya afirmado, en recientes declaraciones a la prensa, que el Ayuntamiento no dispone en estos momentos de los 30.000 euros necesarios para realizar una auditoría con la que se pueda determinar si son ciertas las gravísimas irregularidades denunciadas por Sí se puede desde enero del año pasado. Según el concejal, da la impresión de que el alcalde, José Manuel Bermúdez, quiere así ocultar la corrupción de la etapa del anterior presidente de la Corporación, Miguel Zerolo.

El portavoz de Sí se puede dijo al respecto: “Nos sigue pareciendo sospechoso y, desde luego, contradictorio que Bermúdez propusiera en el Pleno de junio pasado –tras rechazar nuestra moción para actuar contra Cetensa– encargar una auditoría externa para examinar el servicio de cementerios y que un año después diga que sigue sin encontrar el dinero para hacerlo”. Ante este incumplimiento del equipo de gobierno, Arcila señaló que Si se puede está en la obligación de tomar otras iniciativas, “sin descartar las oportunas acciones ante los tribunales”.

En relación con la construcción del tanatorio, Arcila salió al paso de las afirmaciones de Arteaga según las cuales la tesis sostenida a lo largo del último año por Sí se puede sobre el presunto pelotazo del servicio de cementerios “falla en que la explotación del tanatorio por parte de la empresa no es gratuita”. Según el edil ecosocialista, el hecho de que Cetensa construyera el edificio no le da derecho a ninguna contraprestación, pues lo hizo para mejorar la oferta en el trámite de licitación con la finalidad que le adjudicaran el servicio y no le da derecho, ni mucho menos, a que el Ayuntamiento le cediera gratuitamente la explotación por 75 años. Además, el Ayuntamiento le ha abonado a la empresa más de cuatro millones de euros en concepto de una tasa de mantenimiento a pesar de los informes técnicos negativos, lo que Arcila ha calificado como “pelotazo de libro”.

Arcila recordó hoy la existencia de un informe contundente, fechado en 2005 y del que Arteaga dijo no saber nada hace ahora un año, en el que se detectan más de una docena de graves irregularidades en la adjudicación del servicio a la empresa Cetensa, actualmente Cetensa Canarias, SA. Entre ellas, destaca el establecimiento de una tasa de mantenimiento durante tres años que no estaba en el pliego de la concesión.

Además, el Ayuntamiento transmitió a la empresa concesionaria por un periodo de 75 años los terrenos municipales donde se encuentra el tanatorio de Santa Lastenia (45 años más de la concesión del cementerio), que en la actualidad es explotado por otra empresa privada al haberle transmitido ese derecho Cetensa. Esta cesión se realizó, según denuncia Arcila, sin estudio económico previo y con grave desequilibrio económico para el Ayuntamiento.