martes, 22 de abril de 2014

El Diputado del Común se reunirá con Sí se puede para tratar su intermediación en el conflicto de la vivienda



* Jerónimo Saavedra ha convocado a Frías y Arcila para el día 29
* Con este paso se abre el camino del diálogo que hasta ahora han rechazado los tres grandes partidos
El Diputado del Común, Jerónimo Saavedra, se reunirá el próximo día 29 con los concejales de Sí se puede en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, Pedro Fernández Arcila y Asunción Frías, para tratar su intermediación en el conflicto existente en materia de rehabilitación de viviendas en la capital tinerfeña. El defensor del pueblo canario ha convocado a ambos ediles en la sede de la institución después de que estos le solicitaran por escrito su mediación.

Con la respuesta de Saavedra se abre el camino del diálogo y el consenso que Sí se puede viene reclamando desde el comienzo de este conflicto entre las administra­ciones estatal, canaria y local, conflicto que se ha convertido, en palabras de Arcila, en “una pelea partidista en la que ninguna de las partes se ha parado a velar por los intereses de los ciudadanos, que son los únicos afectados por este tira y afloja entre Coalición Canaria, el PSOE y el Partido Popular”.

La intermediación del Diputado del Común era una de las 28 propuestas de resolución que Arcila y Frías llevaron al Pleno extraordinario sobre vivienda celebrado el pasado día 11. Al término de esa sesión, y en vista de sus nulos resultados en cuanto a un acercamiento entre los socios de gobierno (Coalición Canaria y PSOE) y el Partido Popular, Sí se puede se dirigió por escrito la semana pasada a Saavedra, a quien considera la figura adecuada para mediar entre las partes debido a su experiencia, conocimientos y cualidades humanas.

El conflicto planteado por el bloqueo de los convenios 2005-2008 y 2009-2012 de rehabilitación de viviendas firmados y no ejecutados, así como de los futuros convenios de rehabilitación ya previstos, precisa, según los ediles ecosocialistas, una solución institucional para proceder de manera urgente a una actuación pública que se hace improrrogable dadas las condiciones deplorables en que se encuentran las edificaciones afectadas.