martes, 15 de abril de 2014

Arcila advierte que los aparcamientos previstos en El Toscal van contra el modelo que precisa el barrio



El concejal lamenta que siga sin haber un plan de financiación para la rehabilitación del conjunto histórico
Edificio en ruinas en El Toscal.
Pedro Fernández Arcila, concejal de Sí se puede en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, señaló hoy que los cuatro aparcamientos subterráneos previstos en el Plan Especial de El Toscal (en casa Pisaca, Tribulaciones, San Martín y San Francisco Javier) van contra el modelo urbanístico y social que precisa este conjunto histórico, tanto por razones técnicas como de movilidad sostenible.

A su salida de una reunión en la Gerencia de Urbanismo, donde el grupo de gobierno expuso algunos aspectos del Plan Especial, Arcila dijo que la naturaleza del suelo donde se asienta El Toscal hace complicada la construcción de aparcamientos sin que resulten perjudicadas las viviendas adyacentes, como ha quedado de manifiesto en ocasiones anteriores.

Frente al argumento del concejal de Urbanismo, José Ángel Martín, de que se elaborarán informes geológicos antes de ejecutar las obras, Arcila recordó el caso de un aparcamiento bajo tierra en la calle Emilio Calzadilla que ocasionó derrumbes en inmuebles de esa vía pese a que se habían elaborado todos los informes técnicos preceptivos.

En cuanto a la movilidad sostenible, Arcila indicó que es un contrasentido pretender convertir paulatinamente el conjunto histórico de El Toscal en un espacio peatonal si, de manera simultánea, se crean nuevas plazas de aparcamiento, pues se produce de esta manera un fenómeno de atracción del tráfico rodado que es totalmente contrario al objetivo de liberar a este barrio de la actual densidad de vehículos que soportan sus calles.

En todo caso, el concejal ecosocialista se felicitó por el hecho de que la Gerencia de Urbanismo haya tenido en cuenta una de las alegaciones presentadas en su día por su partido, relativa a la eliminación del aparcamiento subterráneo previsto para la calle San Antonio esquina con Santiago, en la zona donde se construirá un parque urbano. El grupo de gobierno tuvo en cuenta la propuesta del arquitecto Joaquín Galera, del Comité Local de Sí se puede en Santa Cruz, y traslada este recinto a la calle San Isidro.

Además, Arcila lamentó que en la reunión celebrada hoy no se tratara el asunto de la financiación de la rehabilitación, un elemento que su partido considera fundamental para el futuro del barrio y del conjunto histórico.

Oficina de gestión
Otro de los asuntos en los que el concejal José Ángel Martín ha seguido los criterios planteados por Sí se puede en sus alegaciones es el relativo a la creación de una oficina de gestión, que la organización de izquierdas cree imprescindible para luchar contra los procesos de sustitución social que se están dando en El Toscal. No obstante, esta oficina, para la que Sí se puede propone un gran nivel de participación ciudadana, nace sin presupuesto y sin competencias.

Arcila afirmó hoy que en este asunto el grupo de gobierno parece ir a remolque de las propuestas de Sí se puede, y una muestra de ello es que, después de que la organización propusiera en diciembre esta figura de la oficina de gestión, el delegado de Urbanismo anunció, ese mismo mes, la creación de un consorcio de gestión integrada. Ahora, al anunciar hoy la oficina de gestión para El Toscal, el edil de Urbanismo lo hace de manera precipitada y sin aportarle unas funciones específicas, lamentó el portavoz ecosocialista.