jueves, 20 de marzo de 2014

Arcila propone que a final de año estén asfaltadas todas las calles de tierra y cemento del municipio



En 2014 sigue habiendo calles de barro y piedras mientras se invierte dinero en pavimentar con mármol parte de la vía litoral, lamenta el edil
Calle Abedul, en Llano del Moro.
Pedro Fernández Arcila y Asunción Frías, concejales de Sí se puede en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, pedirán en el Pleno ordinario de este mes un acuerdo por el cual todas las calles del municipio estén asfaltadas antes de que concluya el año. Esta propuesta responde al hecho de que, en pleno siglo XXI, algunas vías de la ciudad nunca han sido asfaltadas y siguen siendo de tierra o de cemento.

La iniciativa de Sí se puede es una respuesta de la organización al acuerdo de la Junta de Gobierno Local, que esta semana adjudicó las obras comprendidas dentro de un plan de repavimentación de las vías públicas. Arcila valora esta medida, pero recuerda en su moción que en pleno 2014 hay calles que todavía son de tierra o de cemento, es decir, que nunca han sido asfaltadas, aunque en ellas haya casas –en general de autoconstrucción– donde viven personas que pagan sus tributos y tienen, en teoría, los mismos derechos que el resto de la ciudadanía chicharrera.

Ante esta injusta situación, que se manifiesta especialmente en los núcleos rurales del distrito Suroeste, las propias personas afectadas y diversas asociaciones vecinales llevan décadas demandando la pavimentación de esas calles –definidas como tales en el planeamiento urbanístico– que, además, en determinadas condiciones se llenan de barro y piedras y se hacen difícilmente transitables.

Como ejemplo, Arcila señala que la asociación de vecinos Siete Islas, de El Sobradillo, solicitó por escrito al Tagoror del Suroeste el asfaltado de varias calles el 18 enero de 2005. “Aunque parezca increíble, más de nueve años después la mayoría de ellas están todavía sin pavimentar –señala Arcila– y, entretanto, las administraciones públicas invierten en obras millonarias en el municipio e incluso están pavimentando algunas zonas con materiales lujosos, como es el caso del mármol pulido en la cubierta de la vía litoral”.

Algunas de las calles del Suroeste que siguen sin ser pavimentadas, según han manifestado los vecinos a Sí se puede, son La Gota, Alondra, Escobón, Tordo, Alcaudón, El Morro y Rabiche en El Sobradillo; Haya, Abedul, Níspero y Ciento Veinticinco en Llano del Moro; y Martagón, Chirimoya, Malva, parte alta de la calle Capuchina, Anémona y La Araña en El Tablero.