martes, 25 de febrero de 2014

Sí se puede pide que no se vuelvan a suprimir servicios de guaguas en el Suroeste por el Carnaval



Abdullah denuncia el caos del transporte público en el distrito, sobre todo en la zona de Añaza, con guaguas que no cumplen sus horarios
Roberto Abdullah, vocal de Sí se puede en el distrito Suroeste de Santa Cruz de Tenerife, pidió hoy al Ayuntamiento que tome las medidas necesarias ante la empresa de transporte público urbano, Titsa, para que durante estos Carnavales no se repita la situación del año pasado, en el que se redujeron los horarios de algunas líneas que pasan por el Suroeste para incrementar los servicios en el centro del área metropolitana.

Estas modificaciones se produjeron sin previo aviso y sin que el Ayuntamiento hiciera nada en defensa de los intereses de los vecinos, dijo el vocal de Sí se puede. “No les queremos negar a los ciudadanos del municipio y de toda el área metropolitana el derecho a disfrutar de nuestra fiesta más importante, pero ese derecho debe ser compatible con los de los vecinos del Suroeste, que siguen siendo los grandes olvidados para esta corporación”, afirmó.

Abdullah denunció hoy lo que calificó de “caos del transporte público” en el distrito, con líneas como la de Añaza, que por la mañana presta un servicio irregular en las horas punta, lo que provoca que muchos trabajadores lleguen tarde a sus trabajos. A esto se suman las modificaciones en los trayectos que Titsa lleva a cabo de manera unilateral, sin tener en cuenta las necesidades de los vecinos y alejando cada vez más las paradas de los puntos estratégicos para la población.

Entre las mejoras que reclaman los vecinos se incluye la ampliación del horario nocturno en la línea de La Gallega y otras, como la de Añaza, para adecuarlo en este caso a la salida de los trabajadores de los centros comerciales.

Las modificaciones que realiza la empresa de transportes, con las que “parece que se quiere beneficiar al tranvía”, según Abdullah, van contra los acuerdos del Tagoror del Suroeste, que propuso en su día que la reordenación de las líneas se produjera siguiendo criterios de efectividad y teniendo en cuenta las aportaciones de los colectivos vecinales y sociales del distrito.

Además, el Tagoror solicitó celebrar reuniones periódicas con Titsa y con el Cabildo Insular de Tenerife, en las que se pediría paralizar la reordenación realizada en 2011 y ofrecer a la Administración insular propuestas emanadas desde el propio distrito, pero hasta ahora no han tenido lugar, a pesar del voto favorable del presidente del Tagoror y miembro del grupo de gobierno, Hilario Rodríguez.