sábado, 22 de febrero de 2014

El distrito Suroeste sigue sin saber qué pasos ha dado el Ayuntamiento para pedir al Gobierno la guardería



Frías recuerda que el Pleno aprobó en octubre reclamar una escuela infantil para la zona media-alta y pregunta por las acciones emprendidas
El Sobradillo.
Las asociaciones vecinales que llevan años reclamando una escuela infantil para la zona media-alta del distrito Suroeste de Santa Cruz de Tenerife siguen sin saber qué pasos ha dado el Ayuntamiento para pedirle al Gobierno de Canarias la creación de este centro, pese a que el Pleno aprobó en octubre pasado una moción de Sí se puede en tal sentido para responder especialmente a la demanda de plazas existente en El Sobradillo y La Gallega.

Por ello, la concejala de Sí se puede Asunción Frías preguntará al grupo de gobierno en el Pleno qué gestiones ha realizado desde que se aprobara este acuerdo por unanimidad para dar respuesta a una histórica demanda del distrito, en el que se concentra un tercio de la población menor de cuatro años de la capital tinerfeña.

Pese a este dato, el Suroeste solo cuenta con una escuela infantil pública de las seis existentes en Santa Cruz. En cuanto a la zona para la que se pide la guardería (El Sobradillo, La Gallega, Barranco Grande, Tíncer, Llano del Moro, El Tablero y El Chorrillo), su población en esa misma franja de edad es de 1.473 menores, es decir, el 20,5% de la del municipio y el 64,21% de la del distrito. Sin embargo, no existe ninguna escuela infantil de titularidad pública en esta área específica.

Frías dijo hoy no comprender por qué el grupo de gobierno se comprometió a aprobar la moción presentada por Sí se puede pero, una vez superado este trámite, no ha mostrado una voluntad real de pelear por la guardería, o al menos no ha informado a las asociaciones vecinales de la zona sobre las gestiones realizadas, pese a que fueron estas las que en su día pidieron a la organización ecosocialista que defendiera sus intereses ante el Ayuntamiento.

El acuerdo plenario de octubre –apoyado por la mayoría de los colectivos vecinales del Suroeste– contemplaba, entre otras medidas, solicitar al Gobierno de Canarias de forma prioritaria la creación, apertura y mantenimiento de una escuela infantil pública en el entorno de los barrios de El Sobradillo y La Gallega, en un lugar consensuado con las asociaciones vecinales de la zona, así como poner a disposición del Ejecutivo un local o un solar municipal a tal efecto.

Una vieja lucha de la asociación Siete Islas
La concejala de Sí se puede sostiene que “es evidente que la distribución territorial de las escuelas infantiles públicas no es equitativa en términos demográficos y es claramente injusta hacia la zona media-alta del Suroeste si, además, tenemos en cuenta la realidad de paro y pobreza” de esa parte de la ciudad, con un 25,1% del total de parados del municipio y la tasa más alta de demanda social en 2012.

La constatación de esta injusticia no es nueva y, de hecho, la lucha por la guardería ha sido una de las principales batallas que ha venido librando desde finales del siglo pasado el barrio de El Sobradillo y, más concretamente, la asociación de vecinos Siete Islas con el Ayuntamiento. Durante todo este tiempo, los sucesivos grupos de gobierno se han comprometido a crear y poner en marcha esa escuela infantil y en otras tantas ocasiones han incumplido su palabra.