jueves, 27 de febrero de 2014

Arcila se felicita por la paralización de los recargos fraudulentos de Emmasa a empresas del municipio



Tras la presión de Sí se puede, el Ayuntamiento asume esta gestión, por la que Sacyr se embolsó hasta un millón de euros de manera indebida
Pedro Fernández Arcila, concejal de Sí se puede en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, se felicitó hoy tras haber logrado que el Consistorio asuma la gestión de los recargos a empresas del municipio por unos supuestos incumpli­mientos de la ordenanza sobre vertidos a la red de alcantarillado, una labor que venía desarrollando directamente la empresa de aguas, Emmasa, de manera fraudulenta.

Este modo de proceder de la sociedad gestionada por Sacyr-Vallehermoso contravenía lo establecido, pues los expedientes de recargo, que en ocasiones llegó a ser de un 300%, se tramitaban sin que fueran resueltos por el alcalde y sin un procedimiento contradictorio, tal y como establece la ordenanza. Mediante este procedimiento, que Arcila ha calificado de extorsión a las empresas chicharreras, la empresa de aguas pudo haberse embolsado entre el anterior mandato y el presente una cantidad superior al millón de euros.

La decisión municipal supone un cambio drástico en la postura que hasta ahora mantenía el concejal delegado de Servicios Públicos, Dámaso Arteaga, quien en la Comisión de Control de enero llegó a reconocer que no había actuado para poner fin a esta actuación irregular de Emmasa. Arcila atribuye este giro a la presión permanente de Sí se puede en los órganos municipales desde que tuvo constancia de la extorsión.

La asunción por parte del Ayuntamiento de los expedientes de recargo supone que se pone fin a una práctica por la cual Emmasa imponía de manera automática un recargo a las empresas de manera ilegal. Ahora el Consistorio se compromete a conceder audiencia previa a los infractores y paraliza todos los recargos, que se aplicaban sistemáticamente en todas las facturas de los empresarios afectados.

Sí se puede exige ahora al Ayuntamiento que reclame a la empresa de aguas la devolución de todo lo cobrado mediante este procedimiento desde que asumió indebidamente la gestión, hace cuatro años. Además, Arcila volvió a pedir hoy el retorno de Emmasa a manos públicas, una vez demostrada la total incapacidad de Sacyr-Vallehermoso para prestar de manera transparente y eficaz un servicio esencial para la ciudadanía.