viernes, 3 de enero de 2014

Sí se puede pide tramitar por la vía de urgencia las obras que sean necesarias para abrir el Palmétum



* Arcila afirma que el alcalde les está tomando el pelo a los vecinos
* El edil valora el gran interés de este jardín botánico y recuerda que se han gastado seis millones de euros en su ejecución
Foto: La Opinión de Tenerife.
Pedro Fernández Arcila, concejal de Sí se puede en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, anunció hoy que pedirá al alcalde, José Manuel Bermúdez, que se tramiten por la vía de urgencia las obras que sean necesarias para poder abrir definitivamente el Palmétum, un jardín botánico que su organización política considera de extraordinario valor para el futuro de la ciudad.

El edil ecosocialista afirmó hoy que el anuncio del Ayuntamiento de que la apertura se retrasará porque son necesarias obras por valor de 100.000 euros para cumplir con el plan de autoprotección del recinto constituye una tomadura de pelo a los vecinos, pues desde la Alcaldía se aseguró en reiteradas ocasiones que el parque abriría sus puertas a lo largo de 2013.

Por ello, Arcila se preguntó si el grupo de gobierno tiene un interés real en poner en funcionamiento el Palmétum, pues, en caso de ser así, podría haber ejecutado esos 100.000 euros en el ejercicio que acaba de concluir, más aún cuando durante 2013 se programaron visitas guiadas para dar a conocer el parque a los colectivos vecinales con vistas a inaugurarlo el pasado mes de octubre.

Arcila afirmó que el Palmétum es un modelo para la recuperación de espacios degradados y de suelos contaminados que puede servir de ejemplo en otras partes del mundo y recordó que hasta ahora se han invertido seis millones de euros en el proyecto –algunos gestionados de manera bastante irregular–, por lo que su apertura para el disfrute de los ciudadanos se hace inaplazable.

El Palmétum, con una dimensión de más de doce hectáreas, encierra un conjunto botánico de enorme interés y está llamado a cumplir una función pública de primer orden como lugar de esparcimiento, educativo y ambiental para los vecinos de la isla. Además, puede convertirse en la más importante atracción turística del municipio, no solo para el turismo convencional, sino también para el científico, que puede comprobar el éxito de una restauración ambiental de un antiguo lazareto.