martes, 28 de enero de 2014

Sí se puede exige incorporar los trabajadores despedidos a la recaudación voluntaria pública



* Arcila y Frías recuerdan que cuando el Ayuntamiento recuperó el cobro ejecutivo, los empleados del sector privado fueron subrogados
* Los dos ediles de Sí se puede se reunieron hoy con los afectados
Un instante de la reunión de esta mañana con los afectados.
Pedro Fernández Arcila y Asunción Frías, concejales de Sí se puede en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, exigieron hoy al alcalde, José Manuel Bermúdez, y al delegado de Hacienda, Alberto Bernabé, que busquen una fórmula para incorporar a los 23 trabajadores del servicio privado de recaudación municipal voluntaria despedidos al nuevo sistema público de cobro de esos tributos.

Los 23 trabajadores fueron despedidos el pasado día 20 por la empresa que hasta ese mismo día realizaba la recaudación en periodo voluntario, un servicio que fue recuperado por el Ayuntamiento tras más de veinte años de ilegalidad y gracias a la presión ejercida por Sí se puede. Ahora, la organización reclama que estos empleados, de contrastada experiencia a lo largo de este tiempo, sean incorporados a la plantilla municipal para seguir desarrollando esta tarea y facilitar la transición de manos privadas al Ayuntamiento.

Arcila y Frías, que mantuvieron esta mañana una reunión con portavoces del colectivo, recordaron que existe un precedente: cuando el Consistorio recuperó el servicio de recaudación ejecutiva, los trabajadores de la empresa privada que realizaba este trabajo fueron subrogados por el Ayuntamiento, por lo que esta fórmula podría aplicarse de nuevo. Ahora, y después de veinte años sosteniendo una irregularidad de la que era consciente, “el Ayuntamiento no puede mirar a otro lado y dejar que sean estos trabajadores los que paguen los platos rotos”, afirmaron los ediles.

Los concejales de Sí se puede manifestaron a los portavoces, Luciano Miguel Cedrés, José Luis León y Ángel García, su apoyo a las reivindicaciones que plantean y acusaron a Bermúdez y Bernabé de haber adoptado una postura precipitada al anunciarles la semana pasada que no contaban con ellos, pues, según los ediles ecosocialistas, es probable que el Ayuntamiento no esté en condiciones de afirmar, como se ha hecho, que puede asumir la recaudación en periodo voluntario sin contar con los empleados despedidos.

En este sentido, Arcila registró hoy por escrito una solicitud de información en la que le pide al alcalde una copia del estudio realizado por la Concejalía de Hacienda mediante el que se ha concluido que el Consistorio sí tiene suficiente personal para asumir el servicio sin contar con los trabajadores que han venido desarrollando este trabajo los últimos 21 años.