lunes, 27 de enero de 2014

El Pleno aprueba pedir al Parlamento que cambie una ley para poder democratizar los tagorores, como propuso Frías



También se solicitará al Gobierno, por iniciativa de Arcila, la creación de pantallas acústicas verdes para los barrios colindantes con la autopista
María del Carmen Porcell, esta mañana en el Pleno.
El Pleno del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife aprobó en el Pleno ordinario celebrado hoy una moción de la concejala de Sí se puede Asunción Frías en la que se acuerda pedir al Parlamento de Canarias la modificación de la Ley de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas para permitir que algunos de los vocales de los tagorores puedan ser elegidos directamente por la población del distrito y no por los partidos con representación municipal.

La moción fue aprobada con los votos de todos los grupos, excepto el del Partido Popular, que se abstuvo. Según señaló Frías durante el Pleno de hoy, este acuerdo es solo un paso dentro del largo proceso que debe llevar a Santa Cruz y a todos los municipios de Canarias a disfrutar de una verdadera democracia participativa, “aunque esto vaya en contra de nuestros propios intereses partidistas” al disminuir la capacidad de los partidos a la hora de designar vocales.

Antes del debate de la moción intervino, en el turno de participación ciudadana, María del Carmen Porcell, presidenta de la asociación de vecinos Tesceyte, del distrito de Ofra. Porcell expresó una idea que es compartida no solo por Sí se puede, sino por concejales del propio grupo de gobierno: la actual estructura de los tagorores no representa el sentir de los vecinos de los distritos.

Según el texto aprobado, el Ayuntamiento pedirá a la Cámara legislativa que modifique la citada ley, pues esa norma contempla que los vocales de las juntas de distrito (llamadas tagorores en Santa Cruz) solo pueden ser elegidos por los partidos políticos representados en los ayuntamientos, lo cual convierte a estos órganos en “miniplenos que perpetúan en el ámbito local la partitocracia”, en palabras de Frías.

Pantallas acústicas
Por otra parte, el Pleno también aprobó, en este caso por unanimidad, una moción presentada por el concejal de Sí se puede Pedro Fernández Arcila en la que se solicita a la Consejería de Medio Ambiente del Gobierno de Canarias la instalación de barreras acústicas en la autopista TF-5, tal y como se comprometió en el año 2007 tras la elaboración del denominado “mapa estratégico de ruidos de las carreteras de la Comunidad Autónoma de Canarias”. El edil propuso, y así se acordó, que estas pantallas sean masas vegetales.

Durante el debate de la propuesta, Arcila recordó que la TF-5 a su paso por Santa Cruz produce hasta 75 decibelios en algunos barrios, lo cual afecta a la salud de decenas de miles de personas de la capital tinerfeña. Precisamente, el edil agradeció esta mañana la colaboración de las asociaciones que han difundido esta iniciativa: Nueva Moraditas, Tesceyte, Juan Albornoz Sombrita, Diecisiete de Marzo, Puente de Taco, Chincanairos, San Fernando Rey, sociocultural García Escámez, Buenos Aires y la de mayores de Nuevo Obrero, así como de vecinos a título particular de Chamberí, Llano Alegre y Las Cabritas.