miércoles, 22 de enero de 2014

Arcila propone el Teatro Guimerá como alternativa para los ensayos de la banda municipal de música



El edil lamenta el desinterés del alcalde por la situación de la institución
Pedro Fernández Arcila, concejal de Sí se puede en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, propuso hoy el Teatro Guimerá como alternativa para los ensayos de la banda municipal de música. El edil, que criticó el desinterés del alcalde, José Manuel Bermúdez, por la situación de esta institución, señaló que esta es una de las mejores opciones en caso de que el templo del parque Viera y Clavijo, propuesto por el delegado de Urbanismo, José Ángel Martín, no sea viable.

Arcila lamentó que el Ayuntamiento, con el alcalde al frente, no haya tomado medidas para atajar el problema por el que atraviesa la banda municipal por causa de los desperfectos existentes en su local de ensayo habitual, ubicado también en el parque Viera y Clavijo. Este recinto, construido hace apenas diez años, presenta desde su apertura problemas de humedades cada vez que se producen lluvias, y esta es la razón por la que la banda ha tenido que dejar de usarlo durante este invierno.

El portavoz de Sí se puede pidió a los socios del grupo de gobierno que se coordinen para encontrar una solución, pues Martín anunció en días pasados que pediría al Gobierno de Canarias –propietario del Viera y Clavijo– que cediera el templo para la banda, dado que está en condiciones para ello, pero esta idea no cuenta con el apoyo unánime del grupo gobernante.

Arcila recordó hoy que la banda de Santa Cruz es una de las grandes señas de identidad cultural del municipio y que gracias a sus innumerables actuaciones y a su larga historia ha arraigado en la ciudad un sentimiento de acercamiento a la música y de gratitud hacia sus sucesivos miembros y directores, por lo que consideró injusto que el Consistorio pase de puntillas sobre un asunto que no es secundario.

Asimismo, el concejal ecosocialista advirtió que el recinto ahora afectado por humedades alberga un importante archivo de documentos históricos propiedad del Ayuntamiento, por lo que consideró urgente que el Gobierno local tome medidas para su protección y para la rehabilitación definitiva de este espacio.