miércoles, 8 de enero de 2014

Arcila pide al alcalde que no ceda al chantaje de Sacyr y que la lleve a Fiscalía, como se hizo en Las Palmas



El edil recuerda que el ministerio público ha denunciado a Emalsa por irregularidades similares a las cometidas por Emmasa
Pedro Fernández Arcila, concejal de Sí se puede en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, pidió hoy al alcalde, José Manuel Bermúdez, que no ceda al continuo chantaje de la multinacional Sacyr-Vallehermoso y la denuncie de una vez ante la Fiscalía Anticorrupción, como hizo el consistorio de Las Palmas de Gran Canaria contra la empresa Emalsa, gestionada por el mismo grupo multinacional.

Esta es la única vía, según Arcila, para acabar con “la desfachatez con la que actúa Sacyr ante la ciudadanía de Santa Cruz y ante el propio alcalde”, al que no dudó en enviar días atrás una carta amenazante después de que este anunciara que no va a subir la tarifa del agua hasta que la empresa cumpla con sus compromisos en materia de inversiones.

En este sentido, el concejal ecosocialista aclaró que los precios del agua no tienen por qué entrar en el debate del incumplimiento de inversiones, pues las tarifas son un asunto que se trata en ámbitos diferentes al de los términos del contrato con Sacyr. Es en este punto en el que la multinacional “le toma el pelo descaradamente al Ayuntamiento”, afirmó Arcila, para el que la solución es hacer lo que hizo el consistorio de la capital grancanaria el año pasado: denunciar a la multinacional ante la Fiscalía Anticorrupción.

El portavoz de Sí se puede recordó hoy que las razones por las que la Fiscalía ha aceptado los argumentos del Ayuntamiento de Las Palmas e interpuesto denuncia contra Emalsa son similares a las irregularidades detectadas por su organización en la gestión de Emmasa por parte de Sacyr. Entre ellas destacó la subcontratación de servicios esenciales, un procedimiento expresamente prohibido y que, como sucedió en la capital grancanaria, también fue llevado a cabo por parte del socio mayoritario de Emmasa en Santa Cruz.
 
Arcila se preguntó por qué los responsables del gobierno local llevan más de dos años pidiendo a Sacyr que se atenga a la legalidad pero no se atreven a dar el único paso lógico, que no es otro que acudir a los tribunales. De hecho, el que fuera primer teniente de alcalde de Santa Cruz, el socialista Julio Pérez, fue el primero en exigir responsabilidades a Sacyr, y no obtuvo respuesta. “Teniendo en cuenta el tiempo transcurrido desde la salida de Pérez del consistorio, parece que ya va siendo hora de que se pase de las palabras a los hechos”, concluyó Arcila.