jueves, 30 de enero de 2014

Abdullah achaca la oleada de actos delictivos en el suroeste a la ausencia de una política social local



El vocal de Sí se puede dice que el Ayuntamiento entrega viviendas, pero después no activa mecanismos de inclusión para los desfavorecidos
Coche incendiado en La Gallega este mes.
Roberto Abdullah, vocal de Sí se puede en el distrito Suroeste de Santa Cruz de Tenerife, achacó hoy la actual oleada de actos delictivos en la citada área a la ausencia de una auténtica política social por parte del Ayuntamiento. Esta es, según el portavoz ecosocialista, la principal causa del aumento de la delincuencia en el distrito, un fenómeno que no es puntual ni aislado, sino “fruto de la desesperación de familias enteras que no disponen de recursos”.

Abdullah señaló que los vecinos del suroeste se han visto sometidos en las últimas semanas a una serie de actos delictivos, tales como robo y quema de coches, atracos en comercios y asaltos a viviendas, que “no son cosas de un par de chorizos, sino de personas que carecen de oportunidades y que se ven desesperadas ante la ausencia de apoyo por parte de las administraciones para llevar su día a día en la actual situación de crisis”.

El problema, apuntó el vocal, obedece a que el Ayuntamiento lleva tres décadas desarrollando una política de viviendas sociales para personas en situación de exclusión o en riesgo de padecerla, pero esta no se ha visto acompañada de la implementación de otros mecanismos de inclusión para los beneficiarios de estas residencias, lo que ha convertido a algunas partes del distrito –que registra una alta densidad de viviendas sociales– en auténticos guetos en los que personas desarraigadas y sin esperanzas recurren a la delincuencia como última opción.

Ante el temor de los vecinos y de los comerciantes de los barrios del suroeste no basta con medidas que parcheen la realidad ni con enviar puntualmente patrullas de la policía, afirmó el vocal de Sí se puede. Entretanto, el distrito sigue careciendo de una planificación específica en materia de juventud, empleo y políticas sociales “mientras el Ayuntamiento continúa ignorándonos e invirtiendo la mayoría de su presupuesto en el centro de la ciudad y en obras y proyectos que no dan de comer a los ciudadanos de esta ciudad”, concluyó Abdullah.