martes, 17 de diciembre de 2013

Sí se puede propone que sean los ciudadanos los que elijan directamente a los vocales de los tagorores



* Frías pedirá al Pleno modificar el Reglamento Orgánico de los Distritos
* Otras ciudades del Estado ya han adoptado un sistema más participativo
Asunción Frías, concejala de Sí se puede en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, presentará ante el Pleno del próximo viernes, día 20, una ambiciosa moción con la que propone dar un giro radical al funcionamiento de los distritos del municipio, de tal manera que sean los propios ciudadanos de cada uno de ellos, y no los partidos políticos con representación municipal, quienes elijan a los vocales de los tagorores.

Frías pretende con esta iniciativa dar los primeros pasos para convertir los tagorores en órganos realmente participativos y evitar así su actual desacreditación social, consecuencia “de su propia composición, emanada de las formaciones políticas sin pasar por ningún tipo de elección democrática en las comunidades de origen”, según afirma la concejala en el texto que presentará al Pleno.

Para lograr este objetivo, en la moción se pide solicitar al Servicio de Participación Ciudadana que elabore una propuesta que permita la participación del tejido asociativo, pero también de la población no asociada de cada distrito, en el procedimiento de elección, procurando la paridad entre mujeres y hombres, así como elevar al Pleno antes de finalizar este mandato la propuesta de modificación del Reglamento Orgánico de los Distritos de Santa Cruz, de tal modo que en el próximo periodo de gobierno ya sea la ciudadanía la que elija directamente.

La Ley de grandes ciudades, por la cual se estableció la creación de los distritos, deja en manos de los ayuntamientos la regulación de estos órganos, por lo cual Santa Cruz está capacitada para modificar su propio reglamento. Con la modifica­ción propuesta, Sí se puede pretende iniciar una transición desde el actual modelo de “democracia delegada” a uno más participativo, aunque “ello no implica que ese paso sea suficiente ni muchísimo menos el único que nuestro Ayuntamiento haya de dar en esa dirección”, afirma la concejala.

Otras ciudades del Estado español, como Gijón, han desarrollado reglamentos de funcionamiento de los distritos que se acercan a la línea propuesta en la moción de Frías. “No nos importa ir en contra de nuestros propios intereses partidistas con tal de que los vecinos puedan ejercer de un modo más participativo y directo su derecho a informarse, a opinar, a proponer y a decidir”, concluye la edila ecoso­cialista en su propuesta.