lunes, 9 de diciembre de 2013

Hacienda acepta las propuestas de Arcila para crear ecotasas y para pedir al Gobierno impuestos verdes



Sí se puede fue el único partido que presentó iniciativas en la reunión sobre fiscalidad verde convocada por el Ayuntamiento de Santa Cruz
El delegado de Hacienda del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, Alberto Bernabé, aceptó esta mañana la propuesta del concejal de Sí se puede Pedro Fernández Arcila sobre la creación de ecotasas en el ámbito municipal, así como su solicitud de que se pida al Gobierno canario el establecimiento de impuestos verdes.

Sí se puede fue el único partido con representación en el consistorio que presentó hoy iniciativas en la reunión monográfica sobre fiscalidad verde organizada por el Área de Hacienda del Ayuntamiento. En el encuentro estuvo presente, entre otros, Francisco Clavijo, catedrático de Derecho Financiero y Tributario de la Universidad de La Laguna, que consideró viable desde el punto de vista jurídico la creación de las tasas municipales que propone la organización ecosocialista.

Las propuestas de Arcila tienen como fin introducir en el modelo tributario acciones encaminadas a lograr la mayor fiscalidad verde. Estas se orientan a implementar tasas municipales y a elevar a la Comunidad Autónoma y a la Federación Canaria de Municipios (Fecam) una solicitud para la creación de nuevos tributos verdes que beneficiarán al conjunto de la ciudadanía canaria. En este sentido, Bernabé aceptó la solicitud de Arcila de proponer a la Comunidad Autónoma la creación de un impuesto a las bolsas de plástico como el existente en  Andalucía, una tasa turística similar a la puesta en marcha en Cataluña y un impuesto por la emisión de contaminantes a la atmósfera siguiendo el ejemplo de Aragón.

En cuanto a la fiscalidad local, las propuestas de Arcila van desde la creación de tasas en materia de movilidad sostenible, gravando la ocupación de aparcamientos de titulares no residentes, hasta un gravamen relativo a la calidad del aire que permita desarrollar un mayor control de las industrias contaminantes, de tal manera que se derive este coste y el de la divulgación de la información a esas industrias.

De la misma manera, también propone un servicio municipal del control de ruidos cuyo coste sea soportado por aquellas empresas que lo generan, así como una tasa por las emisiones de las antenas de telefonía móvil que será derivada a las grandes compañías. Por último, Arcila hizo una propuesta para establecer mecanismos que reduzcan la tasa de basura cuando se adopten medidas para reciclar o reutilizar cartón, cristal y envases.

Arcila indicó en el transcurso de la reunión que la proposición de ley sobre fiscalidad ambiental propuesta por Greenpeace, Ecologistas en Acción, WWF, Comisiones Obreras e IU-ICV para la reforma de La Ley de Haciendas Locales es una excelente herramienta para mejorar estos aspectos, por lo que el concejal de Sí se puede solicitó apoyo institucional a este texto.