miércoles, 11 de diciembre de 2013

Frías preguntará en el Pleno por el retraso en la investigación municipal sobre el fraude del padrón



Sí se puede considera que urge conocer los resultados, toda vez que la Fiscalía ha iniciado su propia investigación
Asunción Frías, concejala de Sí se puede en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, preguntará en el próximo Pleno de la corporación, que se celebrará el próximo 23 de diciembre, por el plazo en el que tiene previsto el gobierno municipal para concluir la inspección y evaluación relativas a las irregularidades en el padrón.

La concejala cuestionará al grupo de gobierno sobre los motivos del retraso creciente en dar a conocer los resultados de la investigación, teniendo en cuenta que el proceso de inspección y evaluación para este caso ha cuadruplicado el plazo anunciado por el equipo de gobierno, que se comprometió a concluir el proceso en dos meses y ordenó su inicio el pasado 8 de abril.

Frías recuerda que la puesta en marcha de ese procedimiento de carácter secreto y la rapidez con la que el gobierno municipal se comprometió a llevarlo a cabo son dos de las principales razones alegadas por CC-PSOE para rechazar la moción que presentó en abril Sí se puede “para crear una comisión de investigación con el objetivo de esclarecer las responsabilidades políticas y las causas de las graves irregularidades señaladas”.

Una vez concluido el plazo de dos meses para la investigación, el concejal responsable, Florentino Guzmán Plasencia, explicó ante la Comisión de Control de junio que la demora se debía a la falta de recursos humanos dedicados al procedimiento; días después se anunció que esta cuestión había quedado solventada. Finalmente, en octubre, el propio Plasencia aseguró que los trabajos de la inspección “continúan y en breve se conocerá el informe al respecto”.

A juicio de Sí se puede, dar a conocer los resultados de la investigación interna del Ayuntamiento es más que pertinente, toda vez que a finales de noviembre pasado la Fiscalía Anticorrupción de Santa Cruz de Tenerife abrió diligencias para investigar si ha habido delito en los hechos que han llevado a la desaparición de más de 15.000 vecinos del padrón municipal de habitantes.

La población oficial de Santa Cruz de Tenerife se vio reducida en el último padrón a 206.965 habitantes, es decir, se aminoró en 15.306 personas –un 6,89%– respecto a la cifra oficial del 1 de enero de 2011 y la mayoría de los DNI de las personas que desaparecieron del padrón, según el Instituto Nacional de Estadística (INE), no existen en la base de datos del Ministerio del Interior.

La identificación de esta desaparición fue anunciada por los concejales de Sí se puede en  Santa Cruz de Tenerife, que en junio pasado presentaron una denuncia por presuntos delitos de prevaricación, falsedad documental y fraude electoral en relación con el padrón, después de que el Ayuntamiento reconociera no poder justificar la existencia de estas personas, tal y como reclamaba el INE. Recientemente, los dos representantes de Sí se puede en la corporación de la capital tinerfeña, Pedro Fernández Arcila y Asunción Frías, acudieron al juzgado, a petición del fiscal, para ratificarse su denuncia.