sábado, 7 de diciembre de 2013

El Ayuntamiento no se presentó a la convocatoria de ayudas para el desarrollo de sus zonas de pesca



Arcila preguntará en la Comisión de Control por qué la Sociedad de Desarrollo no elaboró proyectos para las subvenciones del Gobierno canario
Pedro Fernández Arcila, concejal de Sí se puede en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, tiene constancia de que la Sociedad de Desarrollo ha dejado pasar la oportunidad de obtener ayudas para el desarrollo sostenible de sus zonas de pesca a través de una convocatoria de subvenciones del Gobierno de Canarias, cuyo plazo concluyó el pasado 19 de julio.

El Ayuntamiento forma parte, a través de la Sociedad de Desarrollo, de la Asociación Grupo de Acción Costera zona 4 isla de Tenerife, por medio de la cual pudo haber presentado hasta el mes de julio proyectos para ser subvencionados por el Gobierno de Canarias dentro de su convocatoria de ayudas para el desarrollo sostenible de zonas de pesca, en el marco del Eje 4 del Fondo Europeo de Pesca (FEP).

Sin embargo, la Sociedad de Desarrollo no ha anunciado la presentación de ninguna propuesta, con lo que ha dejado pasar una oportunidad de la que Sí se puede ya advirtió al grupo de gobierno hace más de dos años. En aquel entonces, la concejala Asunción Frías animó al consistorio a crear un Grupo de Acción Costera para los pueblos de Anaga y recordó que el Gobierno canario tenía previsto destinar a la isla de Tenerife más de un millón de euros.

Por todo ello, y con el fin de saber si el Ayuntamiento ha dado algún paso en esta dirección, Arcila preguntará en la Comisión de Control de este mes al delegado de la Sociedad de Desarrollo, Florentino Guzmán Plasencia, si realmente se presentó algún proyecto por parte de este organismo o del propio consistorio a dicha convocatoria o, en su defecto, cuáles son las razones para no haberlo hecho.

Los Grupos de Acción Costera son colectivos de entidades sin ánimo de lucro, conformados por agentes públicos y privados y destinados a la dinamización económica y social de los ámbitos costeros. Fórmulas como esta son acordes con el programa político de Sí se puede, en el que se contemplan acciones que conlleven conectar la recuperación de la pesca con la conservación del mar y vincular estas actividades al turismo naturalista responsable.

De hecho, numerosos grupos vecinales y empresariales de Anaga han propuesto proyectos muy interesantes vinculados al desarrollo sostenible, muchos de ellos incluidos en el programa de Sí se puede y que podrían plasmarse en un plan estratégico zonal, lo que posibilitaría que comenzaran a ser realidad si el Ayunta­miento se hubiera presentado a la convocatoria de ayudas.