jueves, 14 de noviembre de 2013

Sí se puede recoge las demandas de los vecinos en sus alegaciones al Plan Especial del Puerto



* Las reclamaciones se centran en San Andrés, María Jiménez, Valleseco y el muelle de enlace
* La organización rechaza la propuesta de un sistema portuario insular que incluya la infraestructura de Granadilla
Fuerte oleaje en San Andrés.
Las alegaciones del Comité Local de Sí se puede en Santa Cruz de Tenerife al Plan Especial del Puerto de la capital recogen las demandas de los vecinos en relación con la infraestructura portuaria, en especial aquellas actuaciones que la ciudadanía considera más urgentes, tales como la construcción de un dique semisumergido en San Andrés, la elaboración de un informe técnico sobre los riesgos de la obra portuaria en el barranco de El Bufadero y el desarrollo de la playa de Valleseco acorde a la identidad de la zona.

Al hacerse eco de las demandas de la ciudadanía, Sí se puede pretende contrarrestar el escaso interés mostrado por el alcalde, José Manuel Bermúdez, y su grupo de gobierno, a la hora de difundir y debatir este documento –de vital importancia para el municipio– entre los vecinos y pequeños comerciantes, a pesar de las consecuencias urbanísticas, ambientales y económicas que tendrá para la ciudad, muchas de ellas contrarias a los intereses de la mayoría.

Concretamente, la previsión de autorizar un centro comercial y un hotel en primera línea de playa podría ser una amenaza para los empresarios, pero “da la impresión de que el Ayuntamiento no tiene interés en debatir con las organizaciones sociales, con el nivel de conflicto que exija la situación”, señala Sí se puede.

Las alegaciones, registradas ayer en el Ayuntamiento por los concejales Pedro Fernández Arcila y Asunción Frías, hacen hincapié en la urgencia de desatascar el proyecto de dique semisumergido en San Andrés, una demanda histórica del pueblo que sigue sin visos de resolución por la inoperancia de los responsables públicos. Además, Sí se puede vuelve a reclamar, como ya hizo en el último Pleno –a través de una moción que fue rechazada–, un informe técnico sobre los riesgos para la población y los bienes que tiene la obra portuaria en el barranco de El Bufadero, que ha sido y podrá ser en el futuro causa de graves inundaciones.

Uso público
Asimismo, y haciéndose eco del sentir de la ciudadanía, Sí se puede propone actuar en varias zonas que, si bien se encuentran dentro del ámbito del puerto, no están teniendo uso portuario en la actualidad y podrían convertirse en áreas de baño o de paseo. Arcila y Frías proponen recuperar la zona de Ligrasa con soláriums y accesos al mar y la antigua playa de Los Cañones con un acceso y plataformas de baño, así como la mejora del entorno e instalación de plataformas de acceso al mar en las playas de Tahodio y de Valleseco. También promueve incidir en el carácter público de las actuaciones que se realicen en el muelle de enlace, eliminando mamotretos que alejen más a la ciudad del litoral.

Puerto de Granadilla
En consonancia con el ideario político de Sí se puede, los concejales Arcila y Frías manifiestan en el documento su oposición frontal a la propuesta de sistema portuario insular que la Autoridad Portuaria incluye en el Plan del Puerto. La organización cree que se trata de un “error capital” y considera que con una ampliación coherente de la infraestructura capitalina quedan cubiertas sobradamente las necesidades portuarias del futuro de Tenerife dentro de un deseable modelo económico de desarrollo sostenible.