jueves, 21 de noviembre de 2013

Sí se puede pide acabar con la inmoralidad de que el Ayuntamiento tenga viviendas y locales vacíos



Frías ha solicitado un listado de inmuebles municipales disponibles para darles uso residencial y social y para ubicar un vivero de empresas
Dos locales alquilados y cerrados durante años en Los Majuelos.
Asunción Frías, concejala de Sí se puede en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, tachó hoy de inmoral la existencia de un gran número de viviendas y locales propiedad del consistorio que permanecen sin uso mientras el grupo de gobierno invierte enormes cantidades de dinero para alquilar inmuebles destinados a uso municipal. Por ello, ha anunciado que su organización prepara una propuesta para habilitar dichas propiedades con fines residenciales, sociales y empresariales en beneficio de los ciudadanos de Santa Cruz.

“Consideramos inmoral que esos inmuebles permanezcan cerrados mientras hay cada vez más personas sin hogar en Santa Cruz y algunas organizaciones sin ánimo de lucro no tienen local o están pagando alquileres demasiado altos”, indicó Frías. Además, recordó que hay personas que quieren montar una pequeña empresa y no pueden permitirse comprar ni alquilar un local para ello.

Para elaborar su propuesta, que incluye el uso de alguno de los recintos para albergar un vivero de empresas, la concejala ha solicitado hoy al alcalde, José Manuel Bermúdez, la relación de viviendas y locales desocupados, cerrados o inutilizados que son propiedad del Ayuntamiento o de sus sociedades mercantiles, con información sobre superficie, ubicación y otras características relevantes.

El consistorio, recordó hoy Frías, cuenta con un importante patrimonio inmobiliario que permite atender la demanda de sedes para servicios municipales, como por ejemplo los innumerables locales vacíos situados, en su mayoría, en los bajos de los edificios de su titularidad, por lo que calificó de auténtico despropósito la existencia de tantas viviendas y locales vacíos mientras el grupo de gobierno gasta dinero en alquileres, cuando se conocen las dificultades financieras que atraviesa para acometer otros proyectos prioritarios en materia de servicios sociales o de empleo.

El caso de Los Majuelos
Uno de los casos más sangrantes, aunque no el único, ha sido el del alquiler de dos locales por parte del Instituto Municipal de Atención Social (IMAS) para destinarlos a una Unidad de Trabajo Social en Los Majuelos. Los dos inmuebles fueron arrendados en febrero de 2009, pero estuvieron sin uso alguno hasta el pasado mes de septiembre; entretanto, el Ayuntamiento se gastó más de 200.000 euros en abonar las rentas.

Frente a esta actitud negligente e inmoral del grupo de gobierno, el Instituto Canario de la Vivienda cedió recientemente a la corporación un local que albergará un centro de formación y reinserción laboral destinado a mujeres de Añaza. Sorprendente­mente, durante el acto de recepción de este recinto el alcalde tuvo palabras elogiosas para el citado organismo por la sensibilidad demostrada al compartir su patrimonio, una sensibilidad de la que, según Frías, “también podría hacer gala nuestro alcalde si tuviera voluntad política para ello”.