miércoles, 13 de noviembre de 2013

Bermúdez no ha respondido a Frías sobre el expediente para conceder honores a Domingo López Torres



Veintiún meses después, sigue sin aprobarse el acta del Pleno en el que se acordó reconocer, a propuesta de Sí se puede, al escritor asesinado
El alcalde de Santa Cruz de Tenerife, José Manuel Bermúdez, no ha respondido aún a la solicitud por escrito que la concejala de Sí se puede Asunción Frías cursó el pasado 3 de octubre para conocer el estado en el que se encuentra el expediente para la concesión de honores y distinciones al escritor santacrucero Domingo López Torres, asesinado en febrero de 1937 en la capital tinerfeña por sus ideas políticas y su oposición al golpe de Estado del general Franco.

De hecho, la organización ecologista tiene constancia de que aún no se ha aprobado el acta de la sesión plenaria del 24 de febrero de 2012, en la que se acordó por unanimidad, a instancias de Sí se puede, incoar dicho expediente para reconocer la figura de este represaliado por el franquismo, que además fue concejal en el Ayuntamiento de Santa Cruz durante la II República española.

Por ello, y con el deseo de que la ciudad pueda rescatar por fin del olvido la figura de este notable intelectual del siglo XX y uno de los mayores escritores de la historia de Canarias, Frías ha reclamado hoy mayor voluntad política por parte del grupo de gobierno para hacer efectivo este acuerdo plenario, que todos los ediles apoyaron como moción institucional. En este sentido, la concejala solicitó esta misma mañana por escrito al secretario del Pleno un certificado en el que se recoja el texto íntegro del citado acuerdo.

Poeta y revolucionario
Domingo López Torres fue un poeta, ensayista surrealista y revolucionario en los agitados años treinta del siglo XX. Nacido el 15 de mayo de 1907, este militante socialista fue concejal del Ayuntamiento durante la II República en una ciudad que en el quinquenio republicano amó los ideales de libertad, justicia y democracia. Es el único de los escritores de la vanguardia insular asesinado por los fascistas: en febrero de 1937 fue sacado del campo de concentración de Fyffes y arrojado al mar enfundado en un saco; tenía 29 años.