jueves, 24 de octubre de 2013

Sí se puede lleva al Pleno la lucha vecinal por una guardería en la zona alta del distrito Suroeste



* Asunción Frías presentará el miércoles una moción para crear una escuela infantil que viene siendo demandada desde hace años
* En el distrito se concentra un tercio de la población menor de 4 años
Sí se puede llevará el próximo miércoles al Pleno del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife una demanda histórica de los vecinos del distrito Suroeste: la creación de una escuela infantil pública en la parte media-alta de esta área de la ciudad. En su propuesta, la concejala Asunción Frías se hace eco de la lucha del movimiento vecinal, especialmente de la asociación de vecinos Siete Islas, de El Sobradillo.

Durante la sesión del miércoles intervendrá Montserrat Conde, representante de Siete Islas, que expondrá al Pleno las viejas demandas de los vecinos en relación con esta guardería, cuya necesidad se justifica por el alto índice de población infantil que existe en el distrito: en el Suroeste vive un 31,92% del total de los menores de cuatro años del municipio.

Frente a este dato, el distrito solo tiene una escuela infantil pública de las seis existentes en Santa Cruz. En cuanto a la zona para la que se pide la guardería (El Sobradillo, La Gallega, Barranco Grande, Tíncer, Llano del Moro, El Tablero y El Chorrillo), su población en esa misma franja de edad es de 1.473 menores, es decir, el 20,5% de la del municipio y el 64,21% de la del distrito, a pesar de lo cual no cuenta con ninguna escuela infantil de titularidad pública.

En su moción, Sí se puede propone solicitar al Gobierno de Canarias la creación, apertura y mantenimiento de la escuela en el entorno de El Sobradillo y La Gallega, en un lugar consensuado previamente con las asociaciones vecinales de la zona, así como pedirle que se concrete el compromiso de financiación en el presupuesto autonómico de 2014.

Además, propone ceder un local o un solar municipal al Ejecutivo para ubicar el centro escolar e incluir en los presupuestos municipales de 2014 y 2015 las respectivas partidas presupuestarias para cofinanciarlo. También recuerda los acuerdos plenarios por los que se exigía al Gobierno que, como es su obligación, reanude el convenio con la Federación Canaria de Municipios para cofinanciar la educación infantil.

Frías sostiene en su moción que “es evidente que la distribución territorial de las escuelas infantiles públicas no es equitativa en términos demográficos y es claramente injusta hacia la zona media-alta del Suroeste si, además, tenemos en cuenta la realidad de paro y pobreza” de esa zona, con un 25,1% del total de parados del municipio y la tasa más alta de demanda social en 2012.

La constatación de esta injusticia no es nueva y, de hecho, la lucha por la guardería ha sido una de las principales batallas que ha venido librando desde finales del siglo pasado el barrio de El Sobradillo y, más concretamente, la asociación de vecinos Siete Islas con el Ayuntamiento. Durante todo este tiempo, los sucesivos grupos de gobierno se han comprometido a crear y poner en marcha esa escuela infantil y en otras tantas ocasiones han incumplido su palabra.