miércoles, 23 de octubre de 2013

Sí se puede apoya la exigencia del Suroeste de que no se desmantele el servicio de urgencias de Tíncer



Roberto Abdullah denuncia que la administración sanitaria pretende destinar este centro, que aún no ha abierto, a otras funciones
Foto: Josemarear
Roberto Abdullah, vocal de Sí se puede en el distrito Suroeste de Santa Cruz de Tenerife, manifestó hoy el apoyo de su organización a la exigencia de los vecinos del distrito, que se oponen a la intención de la administración sanitaria de desmantelar el servicio de urgencias de Tíncer antes de su apertura, a pesar de que las instalaciones están preparadas para responder a la demanda de la zona.

Abdullah señaló hoy que varios colectivos vecinales se han puesto en contacto con Sí se puede para expresarle su sorpresa ante la noticia –no anunciada oficialmente– de que el Gobierno de Canarias tiene la intención de emplear el edificio de urgencias de Tíncer para usarlo como mesa de transporte del 112, o sea, como centro de coordinación para ambulancias y transporte sanitario.

De esta manera se cumpliría el velado deseo de la Consejería de Sanidad de no abrir nunca un servicio que es demandado desde hace años por todo el distrito Suroeste. En este sentido, Abdullah criticó duramente la actitud del Ejecutivo canario, que en ningún momento ha informado a los vecinos de sus intenciones ni ha promovido la participación ciudadana para conocer las necesidades de los usuarios de la sanidad pública.

El vocal ecosocialista se hizo eco hoy de las manifestaciones del portavoz vecinal Guillermo Samarín, quien le señaló que los pasos dados por la administración sanitaria desde hace cinco años hasta la actualidad en relación con este servicio son “un cúmulo de despropósitos y de engaños” que se remontan a la época de la gestión de la ahora exconsejera de Sanidad Mercedes Roldós, que se negó a abrir las urgencias pese a que el edificio estaba desde entonces en plenas condiciones para ofrecer sus servicios; incluso en su día estaba contratado parte del personal sanitario que hacía falta para atender a la población.

Ante esta situación, Sí se puede se sumará a cuantas acciones consideren necesarias los vecinos, que siguen viendo cómo esta parte del distrito continúa soportando los vaivenes de los gobernantes en relación con la salud de decenas de miles de ciudadanos. Abdullah recordó que el propio centro de salud de Tíncer, que también está preparado para funcionar como tal, es en la práctica un centro periférico dependiente del centro de salud de Barranco Grande, a pesar de que atiende a pacientes de una amplia zona que va desde el propio Tíncer hasta Las Chumberas, pasando por El Cardonal y parte de Los Andenes y de Las Vereditas.