viernes, 4 de octubre de 2013

Frías vuelve a preguntar por las conclusiones de la inspección sobre el fraude del padrón municipal



El grupo de gobierno se comprometió en abril a concluirla en dos meses
Frías y Arcila, el pasado 26 de junio en la Fiscalía.
Asunción Frías, concejala de Sí se puede en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, preguntará en la Comisión de Control prevista para la próxima semana por las conclusiones de la inspección y evaluación relativas a las graves irregularidades detectadas en el padrón municipal de habitantes. Esta investigación, ordenada el 8 de abril por decreto del delegado de Inspección y Evaluación de Servicios, Florentino Guzmán Plasencia, debió concluir en un plazo de dos meses, según el compromiso adquirido por el propio concejal.

Transcurrido ese tiempo, Sí se puede preguntó por las conclusiones en la Comisión de Control del pasado 20 de junio, pero Plasencia se justificó en la falta de recursos humanos para no presentarlas aduciendo que el trabajo seguía en marcha. Frías señaló entonces que este era un argumento insostenible tras el que se escondía el deseo del grupo de gobierno de no arrojar luz sobre las irregularidades en el padrón, que suponen de hecho, y al margen de lo que determinen los tribunales, un fraude electoral, pues el censo electoral se realizó a partir de una documentación falsa.

Frías denunció hoy todas las trabas que los gobernantes municipales –incluido el alcalde, José Manuel Bermúdez– han puesto, tanto en el Pleno como en la Comisión de Control, para evitar arrojar luz sobre este escándalo, motivo por el cual su organización presentó el pasado 26 de junio, y tras darle un margen de confianza al Ayuntamiento, una denuncia ante la Fiscalía Anticorrupción por los presuntos delitos de prevaricación, falsedad documental, infidelidad en la custodia de documento público y fraude electoral en relación con las irregularidades detectadas.

A través de una pregunta por escrito dirigida a Plasencia, la concejala de Sí se puede le pide que informe la próxima semana a la Comisión de Control sobre el plazo previsto para la finalización de la inspección y que dé cuenta a este órgano sobre las conclusiones provisionales o definitivas que se hayan derivado del trabajo fiscalizador.

Un descenso injustificado
Según el  Real Decreto 1697/2012, de 21 de diciembre, la población oficial de Santa Cruz se vio reducida a 206.965 habitantes, es decir, se aminoró en 15.306 habitantes –un 6,89%– respecto a la cifra oficial del 1 de enero de 2011. Ese descenso es muy difícil de explicar desde el punto de vista demográfico y fue corroborado en febrero por un informe elaborado por un equipo técnico del Ayuntamiento en colaboración con el Instituto Nacional de Estadística (INE). La mayoría de los DNI de estas personas no existen en la base de datos del Ministerio del Interior.