jueves, 31 de octubre de 2013

Abdullah recuerda que lleva un año reiterando la denuncia de Hilario Rodríguez sobre la inoperancia de los tagorores



Sí se puede se ofrece a los vecinos para transmitir al Pleno las iniciativas que quedan en saco roto en los consejos de distrito
Roberto Abdullah, vocal de Sí se puede en el distrito Suroeste de Santa Cruz de Tenerife, dijo hoy que la misma denuncia del concejal Hilario Rodríguez sobre la inoperancia de los tagorores, manifestada durante el Pleno celebrado ayer, la viene reiterando su organización desde hace más de un año sin que desde la corporación se perciba alguna señal de que tiene intención de modificar el funcionamiento de estos órganos consultivos y de representación.

De hecho, el propio Abdullah propuso en el Tagoror del pasado mes de mayo disolver estas asambleas por considerar, como el resto del Comité Local de Sí se puede en Santa Cruz, que su formato no se corresponde con un organismo de representación y participación vecinal, pues la ciudadanía sigue sin ser partícipe de las políticas municipales, y las propuestas aprobadas, en su mayoría, tampoco se desarrollan. Sin embargo, su propuesta fue rechazada entonces por el Tagoror, presidido precisamente por Hilario Rodríguez.

Muestra de la inoperancia de los tagorores es el hecho de que Sí se puede todavía está a la espera de una respuesta a una iniciativa que presentó en la primera sesión de este órgano, celebrada en el año 2012. Por otra parte, hay partidos, como el PSC-PSOE, que apenas proponen ideas en este órgano, afirmó Abdullah. Según el vocal ecosocialista, esta ineficacia va más allá y es evidente también en los propios distritos, pues el gobierno municipal no estimula su funcionamiento como verdaderas herramientas de participación ciudadana.

Por todo ello, y ante la afirmación de Hilario Rodríguez de que el Pleno aprueba mociones de la oposición mientras olvida los acuerdos de los tagorores, Abdullah señaló que Sí se puede está en condiciones de ofrecerse a los vecinos del municipio –no solo a los del Suroeste– para hacer de correa de transmisión entre la ciudadanía y el Pleno del Ayuntamiento, de tal manera que todas aquellas personas y colectivos que tengan iniciativas para el desarrollo de sus barrios pueden informar de ellas a los concejales Pedro Fernández Arcila y Asunción Frías, que a su vez trasladarán las más urgentes y viables al Pleno, como ya se hizo esta misma semana con la lucha de El Sobradillo por tener una escuela infantil.

Una moción en defensa de esta guardería, presentada por Sí se puede, fue aprobada ayer en dicha sesión, doce años después de que el Pleno suscribiera otra idéntica que nunca se ejecutó.