martes, 17 de septiembre de 2013

Sí se puede pide responsabilidades por los 200.000 € de alquiler “tirados a la basura” en Los Majuelos



* Abdullah se felicita por la presión ejercida por su organización, con la que se ha logrado por fin la apertura de la Unidad de Trabajo Social
* El vocal afirma que se pudieron usar locales del Gobierno a coste cero
Los locales, el pasado mes de agosto, aún sin usar.
Roberto Abdullah, vocal de Sí se puede en el Distrito Suroeste de Santa Cruz de Tenerife, se felicitó hoy por el hecho de que por fin el Ayuntamiento haya abierto los locales de la avenida de Los Majuelos destinados a una Unidad de Trabajo Social (UTS), pero consideró que “ahora es necesario exigir responsabilidades políticas por haber tirado a la basura los más de 200.000 euros que el consistorio lleva gastados desde febrero de 2009” en concepto de alquiler de esos recintos, que permanecieron sin uso hasta este mismo mes de septiembre.

Abdullah afirmó hoy que el traslado de la UTS de Barranco Grande a Los Majuelos ha sido posible gracias a la presión ejercida por su organización durante los últimos meses y se preguntó si el Instituto Municipal de Atención Social (IMAS) habría prorrogado esta mudanza indefinidamente si no hubiera recibido quejas por parte de Sí se puede y de colectivos sociales y vecinales del Suroeste.

“No entendemos cómo es posible que el alcalde, José Manuel Bermúdez, pueda tolerar una irresponsabilidad como es la de mantener durante más de cuatro años y medio el desmán iniciado por el anterior regidor, Miguel Zerolo, de pagar los alquileres de unos locales que han permanecido cerrados hasta hace pocos días, cuando el propio alcalde conoce las necesidades sociales del Distrito y no hace sino lamentar la falta de unos recursos económicos cuyo derroche él mismo autoriza”, señaló hoy el vocal ecosocialista. Y todo ello, añadió, con los asuntos sociales del municipio a las órdenes, sucesivamente, del PP, el CCN y el PSOE.

Por otra parte, Abdullah recordó que el Ayuntamiento podría haber resuelto este asunto hace tiempo y sin abonar ninguna cantidad si se hubiera acogido a un convenio existente entre la corporación y el Gobierno de Canarias por el cual el municipio puede hacer uso a coste de cero de determinadas instalaciones propiedad del Ejecutivo regional.

Este acuerdo, al que han hecho referencia en repetidas ocasiones tanto el alcalde como los concejales Dámaso Arteaga y Alberto Bernabé, le habría permitido al Ayuntamiento usar, sin pagar un solo euro, los locales en los que se encontraban las oficinas de la empresa pública Viviendas Sociales e Infraestructuras de Canarias (Visocan), a escasos 200 metros de los que fueron alquilados.

Abdullah denunció hoy este derroche por parte del IMAS, que contrasta con las necesidades sociales del Distrito. En particular, la propia UTS tiene falta de recursos, a pesar de lo cual al grupo de gobierno no le tembló el pulso en el último Pleno a la hora de rechazar una moción de Sí se puede para garantizar los puestos de trabajo de los técnicos que gestionan la Prestación Canaria de Inserción. “Tirar 200.000 euros a la basura y no dar ni un solo paso para atender las necesidades sociales de una zona como el Suroeste es una muestra más de que la lucha contra la pobreza no es una prioridad para este Ayuntamiento”, afirmó el vocal ecosocialista.