martes, 10 de septiembre de 2013

Frías exige al alcalde que asuma de una vez su compromiso con las extrabajadoras de Mararía



La concejala pedirá en la Comisión de Control toda la información sobre los pasos que se seguirán para recuperar estos puestos de trabajo
Asunción Frías, concejala de Sí se puede en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, señaló hoy que el alcalde, José Manuel Bermúdez, debe asumir de una vez por todas su compromiso de garantizar a las extrabajadoras de la cooperativa Mararía que recuperarán sus empleos después de que esta empresa dejara de prestar el servicio de atención domiciliaria el verano del año pasado.

Frías advirtió que el grupo de gobierno ha expresado una y otra vez su compromiso con estas trabajadoras, pero la situación permanece bloqueada y desde la Concejalía de Atención Social no se anuncia el procedimiento que se seguirá para garantizar la recuperación de los puestos de trabajo, algo que Sí se puede considera vergonzoso e insostenible, pues, en lugar de proponerse una fórmula, “se están dando largas desde el año pasado”, según Frías.

Por ello, la concejala ecosocialista ha pedido la comparecencia de la delegada del área, Alicia Álvarez, en la Comisión de Control de este mes para que “explique cuándo y cómo va a cumplir el grupo de gobierno con todos los compromisos adquiridos con el personal de Mararía y, en particular, mediante qué procedimiento va a garantizar la nueva contratación de todas las extrabajadoras de la cooperativa que hasta el verano de 2012 prestaron el servicio municipal de atención domiciliaria”.

Sí se puede mantendrá, como ha venido haciendo desde que comenzara este conflicto laboral, su apoyo a las mujeres que prestaban sus servicios en la cooperativa, que ya han retomado sus acciones tras el descanso veraniego. Desde el ámbito municipal, los concejales Pedro Fernández Arcila y Frías promoverán todas las medidas que consideren necesarias, tanto en el Pleno como en la Comisión de Control, en espera de una solución definitiva para el problema. En caso de que esta se dilate en el tiempo, la organización no descarta acudir a los tribunales.