viernes, 27 de septiembre de 2013

El Pleno aprueba por unanimidad crear un servicio de atención telefónica y la figura del informador en las UTS



También da su visto bueno a una propuesta de Sí se puede en defensa de un sistema público de pensiones
El Pleno del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife aprobó hoy por unanimidad una moción de Asunción Frías, concejala de Sí se puede, para la adopción de una serie de medidas para la descongestión de las Unidades de Trabajo Social (UTS) del municipio. Entre ellas destacan aumentar el personal de las UTS –en particular incorporar más trabajadores sociales y mejorar la ratio de trabajador social por habitante– y la creación de un servicio de atención telefónica para la cita previa que incorpore una atención directa y que permita acelerar trámites.

Además, la propuesta contempla estudiar y buscar fórmulas para ir dotando a las UTS de personal auxiliar informador, que haga de filtro previo a la atención y asesore sobre aspectos relativos a la documentación necesaria para la primera cita y otros semejantes, así como mantener el nuevo sistema, instaurado en las últimas semanas, de organización de la demanda que evite las colas hasta la puesta en funcionamiento del servicio de cita previa telefónica en el mes de octubre.

Durante su intervención, Frías recordó que el problema de los servicios sociales no se debe solo a la falta de personal, sino a la mala gestión en esta materia. En concreto, se mostró muy dura con el exconcejal del Centro Canario Nacionalista Ignacio González, responsable del área en el mandato anterior, por su “falta de vergüenza” en declaraciones hechas públicas este verano en torno a este grave problema, cuando la situación actual se debe en gran medida a su nefasta gestión.

Pensiones
Por otra parte, el Pleno también aprobó, con el voto de todos los grupos excepto el del Partido Popular, una moción del concejal de Sí se puede Pedro Fernández Arcila en defensa de un sistema público de pensiones. El edil mostró el rechazo frontal de su organización a las políticas neoliberales del Gobierno de Mariano Rajoy, que han llevado a recortes en sectores claves como la sanidad, la educación y los derechos laborales, y logró el apoyo del grupo de gobierno para instar al Ejecutivo del Estado a que detenga su plan de reforma de las pensiones.

En el turno de participación ciudadana intervino Luis Pérez Serichol, representante de la Plataforma en Defensa de las Pensiones Públicas de Tenerife y de la Asamblea Sociosanitaria de Tenerife, que recordó que actualmente el 25% de las pensiones contributivas en Canarias está por debajo del umbral de la pobreza y esto se agravaría considerablemente de aplicarse la reforma. La moción de Arcila incide precisamente en defender y apoyar los postulados de ambos colectivos.