jueves, 5 de septiembre de 2013

El Ayuntamiento incumple su promesa de equiparar los precios de las líneas de guagua de La Gallega



Frías espera desde julio una respuesta de Dámaso Arteaga sobre esta injusta situación, que debió quedar resuelta tras la subida de tarifas
Asunción Frías, concejala de Sí se puede en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, denunció hoy que el grupo de gobierno sigue incumpliendo su promesa de equiparar los precios de los trayectos urbanos de las líneas 231 y 232 a las tarifas del resto del municipio, tal y como le confirmó el presidente de la asociación de vecinos La Unión de La Gallega, Alberto Linares, y como se puede comprobar en la página web de Titsa.

Estas líneas tienen carácter de interurbanas porque en parte de su recorrido entran en otros municipios, pero comienzan y concluyen dentro del término municipal y son usadas por muchos vecinos de La Gallega como urbanas, por lo que el Pleno acordó por unanimidad en enero, a propuesta de Sí se puede, equiparar los precios de los trayectos urbanos a los del resto de las líneas de Santa Cruz.

Frías calificó la continuidad de este agravio comparativo como “una humillación para los vecinos de La Gallega, que ven cómo la corporación los sigue ninguneando a pesar de que el grupo de gobierno se comprometió a hacer efectiva la equiparación cuando entraran en vigor las nuevas tarifas”, algo que ocurrió el pasado 27 de julio.

Lo que han hecho el Ayuntamiento y Titsa es cumplir a medias, afirmó Frías, pues lo que se implementó en julio fue la tarifa de 0,75 euros al pagar con bono, que es lo que se hace en el resto de Santa Cruz, pero el precio normal para las líneas 231 y 232 sigue siendo de 1,45 euros, frente a los 1,25 que pagan el resto de los chicharreros tras la subida. A la denuncia de la concejala se sumó el vocal de Sí se puede en el Distrito Suroeste, Roberto Abdullah, para quien el Ayuntamiento trata a los vecinos de esta parte del municipio como “ciudadanos de tercera”.

Entretanto, Frías sigue esperando a que el concejal de Servicios Públicos, Dámaso Arteaga, responda a la pregunta que le planteó en el Pleno del pasado mes de julio acerca de esta irregularidad, sostenida en el tiempo pese al acuerdo plenario adoptado en enero. Según la portavoz ecosocialista, Arteaga se comprometió en aquella ocasión, ante la falta de tiempo, a dar una respuesta por escrito antes de que concluyera el mes de julio, algo que finalmente no ocurrió.

Por el contrario, esa misma semana entraron en vigor las nuevas tarifas, en las que se mantuvo el agravio a los vecinos de La Gallega que no usan el bono. “La total ausencia de seriedad y la falta de respeto del señor Dámaso Arteaga a la hora de afrontar los compromisos con los vecinos del Suroeste es tal que debe dar explicaciones a la mayor brevedad y pedir disculpas por mentir una vez más a los ciudadanos”, afirmó Frías.