jueves, 19 de septiembre de 2013

Asunción Frías denuncia el “apagón informativo” del grupo de gobierno en relación con el caso Mararía



El Ayuntamiento no facilita el borrador del pliego de condiciones “porque sabe que no podrá garantizar la recontratación de todas las extrabajadoras”
Sonia Fernández (izquierda), en la Comisión de Control.
Asunción Frías, concejala de Sí se puede en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, denunció esta mañana en la Comisión de Control el “apagón informativo” al que el grupo de gobierno ha sometido el caso Mararía. En el transcurso de una tensa sesión, la representante ecosocialista aseguró que el gobierno local no entrega el pliego de condiciones para renovar el servicio de ayuda a domicilio “porque sabe que no podrá garantizar la recontratación de todas las extrabajadoras, a pesar de las promesas que ha venido haciendo a lo largo de este año”.

Frías había pedido la comparecencia de la delegada de Atención Social, Alicia Álvarez, para que explicara cómo pensaba recontratar a todas las exempleadas de la cooperativa, tal y como se ha comprometido en reiteradas ocasiones el grupo de gobierno, y le pidió que le hiciera entrega del borrador del pliego de condiciones para la renovación del servicio.

“Usted podrá alegar que no se pueda hacer público ese documento, pero, aunque nunca he hecho valer esta condición, los concejales somos autoridades en este municipio y tenemos derecho a conocer esa información”, indicó Frías, que justificó su petición en el hecho de que la oposición puede contribuir a mejorar el pliego solo si conoce previamente su contenido.

En presencia de varias decenas de extrabajadoras de Mararía en la sala García Sanabria, donde se desarrolló la Comisión, la portavoz ecosocialista le pidió a Álvarez que dejara de mentir, pues el Ayuntamiento sabe que no podrá cumplir su promesa de recontratar al cien por cien de la plantilla que se quedó en la calle hace más de un año. En este sentido, se mostró convencida de que si el grupo de gobierno ha dado su visto bueno en el Pleno a las mociones en defensa de las afectadas por el cierre de Mararía ha sido para desmovilizar a estas mujeres y poner fin a sus protestas a las puertas de la Casa de los Dragos.

Advirtió asimismo que la situación de los servicios sociales municipales es insostenible y que se hace necesaria una actuación urgente, clara y definitiva por parte del grupo de gobierno para atender la creciente demanda, consecuencia de la prolongación en el tiempo de la crisis social y económica. “Nuestra crítica no va dirigida a los trabajadores del Instituto Municipal de Atención Social, que están haciendo magia, sino a la falta de planificación por parte de la Delegación”, apuntó.


Sonia Fernández: “Estoy comiendo de la basura”

Durante la Comisión de Control celebrada esta mañana, algunas extrabajadoras de Mararía informaron a Asunción Frías de la situación desesperada que vive una de sus compañeras, la joven Sonia Fernández, y le pidieron que solicitara a la concejala Alicia Álvarez que le permitiera intervenir para que relatara su caso, a lo que la delegada de Atención Social se negó.

A pesar de ello, Fernández tomó la palabra para hacer un desgarrador testimonio de su dramática situación: madre de tres hijos, sigue a la espera de cobrar la última nómina por parte del Ayuntamiento y ya no percibe ayudas por desempleo. “Estoy comiendo lo que encuentro en la basura y me siento engañada por el Ayuntamiento”, confesó entre lágrimas la exempleada de la cooperativa.