miércoles, 28 de agosto de 2013

Frías replica a la presidenta del IMAS y dice que la lista de espera de la PCI es superior a cien personas



* Denuncia que casi ninguno de los solicitantes de este año ha recibido la ayuda y pide contratos estables para los trabajadores que la gestionan
* Critica que el alcalde y la edil de Personal no hagan un esfuerzo por acogerse a las medidas que ofrece la ley para garantizar estos empleos
Asunción Frías, concejala de Sí se puede en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, replicó hoy a la delegada de Atención Social y presidenta del Instituto Municipal de Atención Social (IMAS), Alicia Álvarez, y aclaró que el número de personas que están en lista de espera para recibir la Prestación Canaria de Inserción (PCI) supera con creces la cifra de cien.

Álvarez afirmó días atrás que la lista de espera era inferior a cien personas, pero Sí se puede tiene constancia de que solo en una de las Unidades de Trabajo Social (UTS), de las siete con que cuenta el municipio, la lista de espera ya es superior a las cien personas.

Esta situación insostenible es consecuencia, entre otros factores, de la precaria situación laboral de las UTS, algunos de cuyos trabajadores han decidido acudir a los tribunales tras recibir las notificaciones de finalización de contrato. Estos empleados consideran que tienen derecho a un contrato indefinido, tal y como también defiende Sí se puede, que estudia apoyar sus denuncias.

Uno de los efectos de esta precariedad laboral –sumada a la ineficacia del Gobierno de Canarias– es el hecho de que apenas unas pocas personas de las que han solicitado la PCI a lo largo de este año la han recibido. Ello se debe en parte a que durante el primer trimestre de 2013 el Ayuntamiento no contaba con personal contratado para gestionar las solicitudes. Entretanto, en otros municipios de Tenerife ya se están abonando las ayudas pedidas durante este ejercicio.

Frías se reunió el pasado lunes con Álvarez para transmitirle la inquietud de su organización en relación con este asunto y para reiterarle la exigencia de que se contrate de manera estable al personal que tramita en el ámbito municipal las solicitudes para la PCI. Frías valoró hoy la actitud de la concejala de Atención Social, pero lamentó la falta de voluntad política del grupo de gobierno, que en el último pleno rechazó una moción de Sí se puede para lograr este objetivo.

En este sentido, exigió una mayor comprensión del asunto a la concejala de Recursos Humanos, Carmen Delia Alberto, y al alcalde, José Manuel Bermúdez, que se han negado a acogerse a las situaciones excepcionales que plantea la legislación vigente para contratar personal en las administraciones públicas “para cubrir necesidades urgentes e inaplazables”.    

En el encuentro del lunes, la concejala ecosocialista mostró su preocupación por la incapacidad de reacción que está manifestando el grupo de gobierno ante un asunto de una importancia crucial para cientos de familias sin recursos económicos e informó a la concejala sobre la intención de Sí se puede de volver a proponer medidas en el pleno de septiembre si su área no actúa antes del comienzo del nuevo ejercicio político.