viernes, 2 de agosto de 2013

El IMAS ya ha gastado 200.000 euros en los locales vacíos que debía destinar a la UTS de Los Majuelos



Abdullah critica este derroche frente a la falta de recursos sociales en el Distrito
Los dos locales de Los Majuelos, el pasado miércoles.
El Instituto Municipal de Atención Social (IMAS) de Santa Cruz de Tenerife lleva ya gastados unos 200.000 euros en concepto de alquiler de dos locales vacíos en la avenida de Los Majuelos que deberían estar destinados a ubicar la Unidad de Trabajo Social (UTS) que actualmente está en Barranco Grande. Los locales fueron alquilados en febrero de 2009 –hace cuatro años y medio– y desde entonces permanecen sin ningún uso, pese a las reiteradas promesas del grupo de gobierno sobre su inminente apertura.

Roberto Abdullah, vocal de Sí se puede en el Distrito Suroeste, comprobó personal­mente esta misma semana que los locales siguen cerrados, a pesar de que la concejala de Servicios Sociales, Alicia Álvarez, anunció en la Comisión de Control del pasado mes de junio que la apertura de la UTS tendría lugar a lo largo de julio. Previamente, y después de que Sí se puede denunciara esta situación en el Pleno de diciembre de 2012, Álvarez se había comprometido a que las oficinas estarían funcionando durante el primer trimestre de este año.

Abdullah denunció hoy este derroche por parte del IMAS, que contrasta con las necesidades sociales del Distrito. En particular, la propia UTS tiene falta de recursos, a pesar de lo cual al grupo de gobierno no le tembló el pulso en el último Pleno a la hora de rechazar una moción de Sí se puede para garantizar los puestos de trabajo de los técnicos que gestionan la Prestación Canaria de Inserción. “Tirar 200.000 euros a la basura y no dar ni un solo paso para atender las necesidades sociales de una zona como el Suroeste es una muestra más de que la lucha contra la pobreza no es una prioridad para este Ayuntamiento”, afirmó el vocal ecosocialista.

Un ejemplo de lo desbordada que está la UTS, actualmente ubicada en Barranco Grande, es que los usuarios hacen cola desde las cinco de la mañana para poder coger número y ser atendidos, y aquellos que llegan a las siete de la mañana normalmente ya no pueden ser recibidos. Entretanto, por la Concejalía de Asuntos Sociales han pasado cinco ediles de cuatro partidos políticos diferentes (Isabel Oñate, del PP; Ángela Mena, de CC; Ignacio González, del CCN; José Manuel Arocha, del PSOE, y Alicia Álvarez, de la misma formación) que han sido incapaces de dar una respuesta a las demandas sociales del Distrito pero sí han permitido el enriquecimiento de otro particular más a costa del dinero de los santacruceros.