jueves, 11 de julio de 2013

Martín reconoce que hubo cambios en el PGO y Arcila reclama los informes municipales que lo demuestran



Sí se puede no acepta que la reunión propuesta por el concejal de Urbanismo para dar cuenta de este asunto tenga carácter secreto
Pedro Arcila, en la Comisión de Control de esta mañana.
El concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, José Ángel Martín, reconoció esta mañana que el documento del Plan General de Ordenación (PGO) aprobado en el Consejo Rector de la Gerencia de Urbanismo en diciembre de 2009 sufrió modificaciones, por lo que el texto aprobado por el pleno varios días después –el 4 de enero de 2010– no fue el que se entregó a los grupos municipales.

Esta fue la respuesta de Martín al concejal de Sí se puede Pedro Fernández Arcila, que había pedido su comparecencia en la Comisión de Control de esta mañana para que aclarara este extremo. En su intervención, el responsable de Urbanismo admitió que en el documento electrónico que contenía el PGO quedó registrada una modificación en el lapso transcurrido entre su entrega a los concejales, a finales de 2009, y su remisión a la Comisión de Ordenación del Territorio y Medio Ambiente de Canarias (Cotmac) tras ser aprobado por el pleno el 4 de enero siguiente.

Arcila ha pedido que se le entregue una copia de los informes municipales que demuestran esta modificación, que considera una evidencia clara y definitiva de que, tal y como está investigando un juzgado de la capital tinerfeña, alguien cambió algunos aspectos del documento de ordenación, por lo que el acto de aprobación en el pleno de enero carece de toda validez, ya que se incumplió el requisito de “conocimiento veraz” de lo que los representantes de la ciudadanía estaban votando.

Reunión secreta
En el transcurso de la Comisión de Control de esta mañana, Arcila se opuso a que una reunión propuesta por Martín para exponer a todos los grupos municipales las irregularidades detectadas tenga carácter secreto. El concejal ecosocialista afirmó que su obligación para con los vecinos del municipio es transmitir toda la información que les afecta, a no ser que esta incluya aspectos que tengan que ver con el honor y la intimidad de las personas, circunstancia que no parece que se dé en este caso.

La reunión propuesta por el delegado de Urbanismo tendría lugar la próxima semana y contaría con la presencia de “todos los técnicos” implicados en el documento, según Martín. Arcila exigirá que en ese encuentro se le trasladen los citados informes, así como todos los datos relativos a las modificaciones fraudulentas de que fue objeto el PGO.