lunes, 8 de julio de 2013

Frías pide a Asuntos Sociales datos reales de este ejercicio sobre la Prestación Canaria de Inserción



* La concejala aclara a Alicia Álvarez que las altas de 2013 en la PCI no son prueba de la buena gestión actual de las solicitudes
* El Ayuntamiento sigue ignorando la situación de precariedad laboral de las trabajadoras que gestionan la solicitud de esta prestación
Asunción Frías, concejala de Sí se puede en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, aclaró hoy que los datos aportados por la delegada de Atención Social, Alicia Álvarez, sobre las altas que se han producido hasta mayo de 2013 en la Prestación Canaria de Inserción (PCI) corresponden a solicitudes presentadas seis meses antes, o sea, todas ellas durante el ejercicio anterior.

Álvarez señaló, en una respuesta por escrito a una pregunta de Frías sobre la gestión de la PCI en el ámbito municipal, que el número de altas en esta prestación social ha aumentado en 169 entre finales de 2012 y mayo del presente año, pero lo cierto es que estos datos se corresponden a expedientes del año pasado, ya que estos tardan al menos seis meses en resolverse, por lo que las cifras no arrojan luz sobre la eficacia actual en la tramitación de las ayudas.

Por el contrario, en la respuesta de la concejala de Asuntos Sociales no hay información acerca de una sola solicitud tramitada en 2013 que esté ya resuelta. Además, Álvarez no menciona en ningún momento cómo va la tramitación de solicitudes en el presente año, que era uno de los aspectos destacados de la pregunta que Frías expuso ante el pleno del pasado mes de junio.

La concejala de Sí se puede lamenta que el grupo de gobierno siga tratando el acompañamiento profesional en el proceso de integración sociolaboral de las familias que están percibiendo la PCI –568 en mayo de 2013–  como un mero trámite desvinculado de su principal objetivo, que es precisamente la integración. “El Ayuntamiento parece empeñado en incidir en sus políticas asistencialistas, que impiden una solución a medio plazo para el problema que obliga a recurrir a esta prestación, y encima estas políticas las hace mal”, afirma Frías.

La situación de las trabajadoras
El desinterés del grupo de gobierno se manifiesta asimismo en la respuesta que dio Álvarez sobre la situación de las trabajadoras que gestionan en el ámbito municipal la solicitud de las PCI. Sobre este extremo, que Frías también planteó en su pregunta, la delegada de Asuntos Sociales contestó que “en ningún momento se han realizado propuestas que vulneren los derechos de los trabajadores”. La concejala de Sí se puede cree que con esta respuesta, “Álvarez ignora la situación de precariedad creciente en la que se encuentran estas profesionales”.

“Nos preocupa esa manera de no afrontar el problema –añade Frías–, y no nos convence ninguna de las respuestas sobre el problema de las PCI en su conjunto, por lo que estudiaremos nuevas acciones en defensa de esta prestación y de las trabajadoras que la hacen posible, en contacto con las propias profesionales”, concluye la concejala ecosocialista.