jueves, 20 de junio de 2013

La denuncia de Sí se puede por el fraude del padrón entrará en Anticorrupción la próxima semana



Frías cree que el incumplimiento del plazo para la inspección es una muestra evidente de que el grupo de gobierno no quiere arrojar luz sobre este asunto
Asun Frías (iz.), durante la Comisión de Control de esta mañana.

La denuncia por presunta falsedad documental y fraude electoral en relación con el padrón municipal de habitantes de Santa Cruz de Tenerife que Sí se puede lleva preparando desde hace semanas, y que no había presentado hasta ahora en un gesto de confianza hacia el grupo de gobierno, será registrada en la Fiscalía Anticorrupción la próxima semana, anunció esta mañana la concejala Asunción Frías en el transcurso de la Comisión de Control del consistorio.

Esta decisión es consecuencia de la respuesta dada esta misma mañana por el concejal delegado de Planificación Estratégica, Florentino Guzmán Plasencia, a la demanda de información que Frías le hizo en relación con la inspección sobre este asunto, que el propio Plasencia se había comprometido en el pleno de abril a tener concluida antes del pasado 8 de junio.

El edil comunicó ante el órgano de control que la evaluación no había concluido debido a la falta de recursos humanos, un argumento que, según Sí se puede, no se sostiene, pues el grupo de gobierno se había comprometido en abril a darle prioridad a esta investigación para tenerla concluida en el plazo anunciado. Por el contrario, Frías cree que esta lentitud solo obedece al deseo del grupo de gobierno de no arrojar luz sobre las irregularidades en el padrón, que –afirmó la concejala– suponen de hecho, y al margen de lo que determinen los tribunales, un fraude electoral, pues el censo electoral se ha realizado a partir de una documentación falsa.

Sí se puede acordó llevar el escándalo del fraude del padrón a la Fiscalía Anticorrupción después de que el grupo de gobierno rechazara en el pleno de abril una moción de Frías para la creación de una comisión de investigación sobre este asunto en la que estuvieran representados todos los grupos políticos del consistorio. No obstante, hasta esta misma mañana había dado un margen de confianza al grupo de gobierno a la espera de que concluyera el plazo de dos meses anunciado por Plasencia para la conclusión de la inspección.

Un descenso injustificado
La población oficial de Santa Cruz se vio reducida en el último padrón a 206.965 habitantes, es decir, se aminoró en 15.306 habitantes –un 6,89%– respecto a la cifra oficial del 1 de enero de 2011. Ese descenso es muy difícil de explicar desde el punto de vista demográfico y fue corroborado en febrero por un informe elaborado por un equipo técnico del Ayuntamiento en colaboración con el Instituto Nacional de Estadística (INE). La mayoría de los DNI de estas personas no existen en la base de datos del Ministerio del Interior.