miércoles, 12 de junio de 2013

Frías pide las conclusiones de la inspección sobre el padrón para remitirlas a la Fiscalía Anticorrupción



El informe debió estar concluido antes del día 8 de este mes
Calle del Castillo (foto: José Luis González, La Opinión de Tenerife).
Asunción Frías, concejala de Sí se puede en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, pedirá al delegado de Planificación Estratégica, Florentino Guzmán Plasencia, toda la información contenida en las conclusiones de la inspección y evaluación relativas a las graves irregularidades en el padrón municipal de habitantes del municipio, para incluirla en la documentación que la organización remitirá a la Fiscalía Anticorrupción junto a la denuncia que actualmente prepara.

El decreto del pasado 8 de abril por el que se ordenaba una inspección sobre las posibles irregularidades cometidas por el Negociado de Población y Demarcación Territorial del Ayuntamiento indicaba que sus resultados deberían estar concluidos en el plazo máximo de dos meses, es decir, antes del pasado día 8, por lo que Frías ha solicitado la comparecencia de Plasencia en la Comisión de Control de este mes para que aporte todos los datos que hayan emanado de esa fiscalización.

Sí se puede acordó llevar el escándalo del fraude del padrón a la Fiscalía Anticorrupción después de que el grupo de gobierno rechazara en el pleno del pasado 26 de abril una moción de Frías para la creación de una comisión de investigación sobre este asunto en la que estuvieran representados todos los grupos políticos del consistorio.

En aquella ocasión, el alcalde, José Manuel Bermúdez, frenó esta iniciativa –que recibió el respaldo de todos los concejales de la oposición– recordando la existencia de la inspección técnica que debió haber concluido hace cuatro días. Sin embargo, Sí se puede considera que en este asunto existen tres niveles de actuación, compatibles entre sí: el técnico, el político y, en su caso, el penal, por lo que la comisión propuesta era viable. Ante la negativa de la mayoría gobernante, la organización ha decidido recurrir a la vía penal mediante una denuncia que será presentada en las próximas semanas.

Un descenso escandaloso
La población oficial de Santa Cruz se vio reducida en el último padrón a 206.965 habitantes, es decir, se aminoró en 15.306 habitantes –un 6,89%– respecto a la cifra oficial del 1 de enero de 2011. Ese descenso es muy difícil de explicar desde el punto de vista demográfico y fue corroborado en febrero por un informe elaborado por un equipo técnico del Ayuntamiento en colaboración con el Instituto Nacional de Estadística (INE). La mayoría de los DNI de estas personas no existen en la base de datos del Ministerio del Interior.

Sí se puede considera que con el fraude del padrón podríamos estar ante otro escándalo más de la era Zerolo, por lo que la comisión de investigación que propuso en abril habría sido de gran utilidad, ya que este tipo de órganos están facultados para citar a responsables políticos, como el exalcalde de la capital tinerfeña.