viernes, 14 de junio de 2013

Arcila lamenta la actitud “chulesca” de Arteaga en el debate sobre las irregularidades de Emmasa



El pleno aprueba, con la oposición del PP, una moción de Sí se puede contra el convenio colectivo del sector de grandes almacenes
Trabajadores de grandes almacenes, durante el pleno.
Pedro Fernández Arcila, concejal de Sí se puede en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, recriminó hoy al edil de Servicios Públicos, Dámaso Arteaga, su actitud “chulesca” durante el debate de una moción presentada por el primero para investigar las irregularidades de la multinacional Sacyr-Vallehermoso en su gestión de la empresa municipal de aguas, Emmasa.

El grupo de gobierno rechazó la propuesta de Arcila, con la que se pedía encargar una auditoría sobre los déficits anuales de Emmasa y un informe sobre el grado de cumplimiento del plan de reparaciones y otras grandes inversiones a las que se comprometió el grupo empresarial cuando recibió la concesión del servicio.

Arcila lamentó la actitud de Arteaga, cerrada a todo tipo de investigación sobre este asunto, y le recordó que si el servicio se le encomendó a Sacyr-Vallehermoso fue porque “presumía” de su capacidad para llevarlo a cabo y para conseguir millones de euros de diferentes administraciones, de los que la ciudad “no ha visto ni un céntimo”, recordó el concejal ecosocialista.

Como ejemplo de la mala gestión del servicio de aguas en el municipio, Arcila se refirió a la estación depuradora de Buenos Aires, que “da miedo” por las “condiciones medievales” en las que se trabaja. Asimismo, dijo no entender la contradicción del grupo gobernante en cuanto que reconoce la mala gestión de la multinacional pero se niega a resolver el contrato, algo que se podría hacer a coste cero dados los reiterados incumplimientos del pliego de condiciones.


Trabajadores de grandes almacenes
Por otra parte, el pleno aprobó, con los únicos votos en contra del Partido Popular, una moción de Sí se puede en defensa de los trabajadores de grandes almacenes de Canarias, y especialmente los de Santa Cruz, tras la aprobación del nuevo convenio colectivo del sector, que supone un recorte de derechos sin precedentes. Frías afirmó que no le sorprendía el voto negativo del PP, pues el perfil del convenio encaja perfectamente con las políticas neoliberales del Gobierno de Mariano Rajoy.

Antes del debate de la propuesta tomó la palabra José Javier González, delegado de Comisiones Obreras, que expuso la dramática situación a la que se enfrentan los empleados de grandes almacenes después de que la patronal Anged y los sindicatos considerados “amarillos” (favorables a la patronal) Fasga y Fetico acordaran la eliminación de derechos básicos como la adaptación de los puestos de trabajo a personas con discapacidad, la conciliación de la vida laboral con la personal y familiar, los pluses por trabajar en días festivos y las medidas de discriminación positiva para víctimas de violencia de género.