viernes, 24 de mayo de 2013

Roberto Abdullah propone potenciar la participación ciudadana en los tagorores o disolverlos



El actual formato no se corresponde con un órgano de representación vecinal, afirma el vocal de Sí se puede en el Suroeste
Roberto Abdullah, vocal de Sí se puede en el Distrito del Suroeste de Santa Cruz de Tenerife, presentará una propuesta en la próxima sesión del Tagoror, que se celebrará el día 28, para la potenciación y desarrollo de estos órganos como herramientas de participación ciudadana, pues en la actualidad, afirma, su formato no se corresponde con un órgano de representación y participación vecinal.

En su propuesta, Abdullah expondrá una serie de medidas encaminadas a hacer efectiva la partici­pación de los colectivos sociales y vecinales en los tagorores, tales como dotarlos de autonomía y presupuesto para desarrollar la función para la que fueron creados.

En caso de que este paquete de acciones sea incompatible con el Reglamento Orgánico sobre el funcionamiento de los distritos, el vocal propone disolver los tagorores, ya que con el modelo actual “la ciudadanía sigue sin ser partícipe de las políticas municipales, y las propuestas aprobadas, en su mayoría, tampoco se desarrollan”. En tal caso, sería necesario crear otro tipo de órganos de participación ciudadana.

Abdullah coincide con vocales de otras organizaciones –algunos de ellos, incluso, de Coalición Canaria, uno de los partidos que sustentan el gobierno de la ciudad–, quienes han denunciado públicamente que los órganos municipales con competencias para la ejecución de las propuestas hacen caso omiso de los acuerdos que se adoptan en el Tagoror del Suroeste, una circunstancia que se repite en el resto de los Consejos de Distrito.

Propuestas para la participación
Entre las propuestas de Sí se puede para lograr que los tagorores se conviertan en una auténtica herramienta de participación ciudadana figura aumentar la periodi­cidad de las sesiones del Tagoror, así como primar el concepto de participación y eliminar la idea de control sobre los colectivos vecinales por parte de todos los partidos en virtud de resultados electorales.

Abdullah recuerda que en la actualidad los Consejos de Distrito están formados únicamente por partidos políticos y los vocales pertenecen a las diferentes opciones designadas por elección directa en los comicios municipales. En este sentido, Sí se puede cree más sana y democrática la participación directa de las entidades vecinales que quieran tomar parte en las sesiones, y que sus opiniones, si son consensuadas por una mayoría social, sean acogidas por los vocales.

Por ello, propondrá que las decisiones políticas en asuntos de vital importancia, como los presupuestos municipales, sean consensuadas con todos los colectivos sociales. “Creemos que es fundamental desarrollar un proyecto de participación y fomentar el debate político en la ciudadanía, cosa que ahora no existe. También proponemos impulsar la creación de redes locales básicas para el desarrollo de barrios y pueblos. Aun siendo discrepantes entre sí, los diferentes colectivos deben aprender a debatir y a llegar a acuerdos por el bien común”, afirma Abdullah.