miércoles, 24 de abril de 2013

Sí se puede propone cambiar el nombre del CEIP Onésimo Redondo y retirar el de José Antonio Primo de Rivera en la fachada del colegio Salamanca



Alberto Bolaños también pedirá mañana en el Tagoror de Centro-Ifara habilitar como aparcamiento la plaza anexa al pabellón Ana Bautista
Alberto Bolaños, vocal de Sí se puede en el Tagoror de Centro-Ifara, propondrá en la reunión que este órgano celebrará mañana cambiar el nombre del colegio público de enseñanza infantil y primaria Onésimo Redondo y retirar de la fachada del colegio público Salamanca el cartel con el nombre de José Antonio Primo de Rivera.

Ambas propuestas se amparan en la Ley de Memoria Histórica y Sí se puede justifica su aplicación en la clara vinculación de ambos personajes con la dictadura franquista. En el caso del colegio Onésimo Redondo, Bolaños propone sustituir el nombre por el de una persona o un hecho que sirva de ejemplo a esta sociedad, plural y democrática, por sus acciones positivas.

Sí se puede considera importante que el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife se implique en mayor medida en el cumplimiento de la citada ley, por la cual se reconocen y amplían derechos y se establecen medidas en favor de quienes sufrieron persecución o violencia durante la guerra civil y la dictadura y a favor del desarrollo de los valores democráticos. En este sentido, el nombre del colegio Onésimo Redondo es un claro ejemplo de incumplimiento de la citada norma.

Pabellón Ana Bautista
Por otra parte, Bolaños también propondrá mañana al Tagoror que acuerde el acondicionamiento de la gran plaza anexa al pabellón Ana Bautista como zona de aparcamiento para los usuarios del recinto, lo que mejorará la accesibilidad y garantizará la seguridad de las personas.

Sí se puede considera que el recinto no reúne las condiciones mínimas de accesibilidad; además, los aparcamientos del complejo no son suficientes y están normalmente ocupados por vehículos ajenos a las actividades del pabellón. Hasta ahora se venía aparcando en la gran plaza anexa, que tiene el suelo de piedra viva, lo que provocaba la rotura de las piedras con todo lo que ello supone, pero desde hace varias semanas el Ayuntamiento ha cerrado el acceso. Por ello, Bolaños propone acondicionarla y destinarla a aparcamiento.

Por último, la organización solicitará mañana que el Tagoror acuerde dirigirse al Área de Urbanismo del Ayuntamiento para que incorpore en los documentos del Plan Especial de El Toscal las actuaciones sobre conservación del patrimonio que fueron acordadas por el pleno en octubre pasado tras ser aprobada una moción de Sí se puede en tal sentido.

Concretamente, Bolaños pedirá aplicar en El Toscal aquellas actuaciones encami­nadas a la conservación, mantenimiento y restauración o rehabilitación de edifica­ciones catalogadas; destinar partidas en el presupuesto para ayudar a los propie­tarios con escasos recursos a acometer dichas obras en edificios del conjunto histórico; y promover la implicación de las administraciones insulares, autonómicas y estatales en la finalidad de mejorar la conservación de los inmuebles.