martes, 2 de abril de 2013

Sí se puede exige la creación de una comisión de investigación sobre el probable fraude en el padrón municipal de habitantes



* La organización ecosocialista considera insuficiente la depuración de datos y la inspección decretada por el alcalde
* Asunción Frías solicita la comparecencia de Alberto Bernabé ante la Comisión de Control
Sí se puede exige la creación de una comisión político-técnica que investigue el probable fraude del padrón municipal de habitantes para aclarar el procedimiento por el que el padrón de 1996 aumentó en miles de supuestos habitantes de la capital canaria.

Asunción Frías Huerta, concejala de Sí se puede en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, considera “insuficiente” la depuración en el registro administrativo y la inspección de los servicios que se gestionan por parte del Negociado de Población y Demarcación Territorial, decretadas hoy por el alcalde de Santa Cruz, José Manuel Bermúdez.

Frías ha solicitado la comparecencia del concejal de Atención a la Ciudadanía y Población, Alberto Bernabé Teja, ante la próxima comisión de control municipal, que se celebrará el jueves 11 de abril, para que informe sobre las medidas que está adoptando el equipo de gobierno respecto al presunto fraude ocurrido durante el mandato del alcalde Miguel Zerolo.

Además, en la solicitud de comparecencia, la concejala ecosocialista recuerda la exigencia de Sí se puede para que se constituya la comisión político-técnica de investigación “que esclarezca las extrañas circunstancias por las que miles de supuestos habitantes de Santa Cruz de Tenerife” fueron incorporados al padrón de habitantes.

Frías destaca que entre las características comunes de estos miles de supuestos habitantes de la capital canaria se encuentran el hecho de que los DNI citados no existen en la base de datos del Ministerio del Interior. Además, la inscripción en el padrón es el único dato administrativo registrado sobre estos hipotéticos ciudadanos durante los 17 años en que han permanecido empadronados en el municipio. Por último, la concejala subraya que en su mayoría, los datos están insertados en las hojas padronales de manera continua y más de la mitad de estas hojas han desaparecido.

El más que probable fraude en el padrón se detectó a raíz de la reducción de la población de Santa Cruz de Tenerife en 2012 respecto a la cifra oficial del 1 de enero de 2011 en un 6,89%, correspondiente a 15.306 habitantes. Una reducción tan abultada resulta inexplicable a pesar de la actual crisis capitalista, puesto que no se han producido migraciones masivas ni un número elevado de defunciones que justifiquen una reducción de población tan alta.

La sospecha de fraude se incrementó después de que un informe elaborado por un equipo técnico del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife en colaboración con el Instituto Nacional de Estadística (INE) haya confirmado el descenso de población registrado en la revisión del padrón municipal de 1 de enero de 2012.