lunes, 22 de abril de 2013

Sí se puede denuncia la instalación de una nueva antena de telefonía móvil en María Jiménez



La organización pide al concejal de Urbanismo la paralización de la obra

El Comité Local de Sí se puede en Santa Cruz de Ten
Felipe y López, junto a la antena de María Jiménez.
erife ha denunciado hoy la instalación de una nueva antena de telefonía móvil en el barrio de María Jiménez. Los portavoces de la organización en el Distrito de Anaga, Javier Felipe y Ángel López, pudieron comprobar en días pasados, acompañados por miembros de la Plataforma de Afectados por Antenas de Telefonía Móvil de Canarias (Planmocan), que se están llevando obras para la colocación de uno de estos dispositivos, tal y como habían alertado a Sí se puede los vecinos de la zona.

La organización ha exigido al Ayuntamiento de Santa Cruz que paralice inmediatamente estas obras, que probablemente se están realizando sin licencia, ya que el primer teniente de alcalde y concejal de Urbanismo, José Ángel Martín, ha señalado en varias ocasiones a miembros de Planmocan que el consistorio no está concediendo nuevos permisos.

El dispositivo está ubicado en la misma entrada del barrio, detrás de una vivienda situada en una ladera, y ya se están colocando todos los componentes complementarios para la instalación. El emplazamiento está oculto a la vista de los vecinos tras la casa y el aparato repetidor está rodeado de una especie de caja rectangular para ocultarlo en su interior. Además, se encuentra a menos de cien metros del centro escolar del barrio, con el evidente peligro que esto supone para la salud de los alumnos.

Javier Felipe calificó de extrema gravedad esta obra, pues, sin haberse solucionado el problema que se ha originado con otra antena situada en la zona de La Quebrada, que el Ayuntamiento ha prometido varias veces retirar, ya se ha buscado otro emplazamiento. Puesto en contacto con miembros de la asociación de vecinos La Voz de La Quebrada, de María Jiménez, el colectivo ha expresado a Felipe su indignación. Un portavoz de la asociación señaló: “Nos están tomando el pelo, no nos quitan la que tanto problemas nos ha causado y nos ponen una nueva”.

Se da la circunstancia de que el propio concejal de Urbanismo suscribió en diciembre del año pasado un convenio con Planmocan para colaborar en el desmantelamiento de estos dispositivos en zonas que afectan a la población. Con ocasión de la firma de aquel acuerdo, Martín manifestó su compromiso de retirar antenas en áreas sensibles y la voluntad del Ayuntamiento de no conceder nuevas licencias.