jueves, 28 de marzo de 2013

Un informe municipal confirma que el descenso de población registrado por el INE es correcto



* Asunción Frías critica al alcalde, que afirmó en enero que emprendería acciones legales contra el Instituto Nacional de Estadística
* Sí se puede cree que con esta irregularidad “se vislumbra otro escándalo más de la era Zerolo”
Asun Frías.
Un informe elaborado por un equipo técnico del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife en colaboración con el Instituto Nacional de Estadística (INE) ha confirmado el descenso de población registrado en la revisión del padrón municipal de 1 de enero de 2012, lo que deja al municipio con 15.306 habitantes menos que en 2011, con un escaso margen de error de algunos cientos.

Asunción Frías, concejala de Sí se puede en el Ayuntamiento capitalino, confirmó este dato de fuentes del propio consistorio, y criticó hoy al alcalde, José Manuel Bermúdez, por haber rechazado el pasado 3 de enero las cifras del INE, publicadas por el Boletín Oficial del Estado cinco días antes, y haber anunciado acciones legales para que el organismo estatal subsanase un error que se ha demostrado no era tal.

El informe municipal es el resultado de un trabajo de depuración de los ficheros del padrón encargado por una comisión creada al efecto después de conocerse la cifra oficial de habitantes de la capital tinerfeña. Ahora que se ha comprobado que la aminoración es correcta, Frías desea saber, y así lo preguntará en el pleno del próximo lunes, cuáles son las principales causas de este anormal descenso y qué porcentaje es imputable a fraudes, negligencias o errores anteriores de la adminis­tración municipal.

Frías cree que con esta irregularidad “se vislumbra otro escándalo más de la era Zerolo”, aunque esperará a las explicaciones del grupo de gobierno para hacer un análisis más profundo de las causas de este anormal retroceso.

Un descenso del 6,89%
La población oficial de Santa Cruz se vio reducida en el último padrón a 206.965 habitantes, es decir, se aminoró en 15.306 –un 6,89%– respecto a la cifra oficial del 1 de enero de 2011. Ese descenso, que ha causado gran sorpresa en todo el municipio, es difícil de explicar desde el punto de vista demográfico, dado que en el contexto geográfico e histórico de la capital, y aun contando con las conse­cuencias de la actual crisis capitalista, no se han producido migraciones masivas ni un número elevado de defunciones que justifiquen una reducción de población tan abultada.