jueves, 7 de febrero de 2013

Sí se puede recuerda a Mas que la modificación del reglamento de distribución de alimentos está pendiente desde hace más de siete meses



Frías preguntará en el pleno cuándo estarán listos los cambios
Asunción Frías, concejala de Sí se puede en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, ha recordado hoy a la edil de Medio Ambiente, Yuri Mas, que la modificación del Reglamento Municipal Regulador de la Distribución Gratuita de Alimentos, aprobado en el pleno del día 25 de febrero de 2011, está en marcha desde al menos julio del año pasado, por lo que no entiende las afirmaciones de la concejala, que ayer dijo que los servicios jurídicos estudian “una posible modifi­cación”.

Frías recuerda asimismo a Mas que Sí se puede ya preguntó en junio del año pasado al pleno por los mecanismos de evaluación para garantizar que la distribución gratuita de alimentos se estaba realizando de manera justa y coordinada, a lo que el entonces responsable del Instituto Municipal de Atención Social (IMAS), José Manuel Arocha, contestó por escrito en julio que el Área de Control y Gestión Medioambiental, que fue la que redactó y publicó el Reglamento, estaba “trabajando en su ajuste”, a lo que añadió que dicho ajuste vería la luz “próxima­mente”.

Además, en septiembre la organización ecosocialista se dirigió al entonces primer teniente de alcalde, Julio Pérez, para que explicara las razones por las que el grupo de gobierno no estaba aplicando el Reglamento, a lo que el socialista respondió en uno de los plenos celebrados en octubre, aunque sin dar una respuesta convincente sobre la modificación anunciada por Arocha.

Ante la falta de iniciativa de los gobernantes municipales –y antes de que la concejala Yuri Mas hiciera pública ayer su indefinición en relación con la necesidad de modificar el Reglamento–, Asunción Frías registró el pasado lunes una pregunta para ser contestada en la próxima sesión plenaria sobre la fecha en que se prevé tener terminada la propuesta de modificación.

La edil también quiere saber cuáles son los principales cambios previstos, pues considera imprescindible que estas modificaciones garanticen la equidad y la higiene en los repartos, tal y como ya insistió hace ahora casi un año, y estima necesario que las correcciones se adapten con eficacia a la actual situación de crisis económica y social a la que se enfrenta el municipio.