miércoles, 13 de febrero de 2013

Sí se puede pide parar la subasta del colegio de Santa María del Mar y usarlo para equipamiento social



Abdullah recuerda que el Distrito Suroeste tiene graves problemas sociales y no cuenta con suficientes dotaciones para atenderlos
Roberto Abdullah, vocal de Sí se puede en el Distrito Suroeste de Santa Cruz de Tenerife, presentará al próximo Tagoror, que se celebrará el día 21, una propuesta para que el Ayuntamiento paralice la subasta del antiguo colegio de Santa María del Mar, del que es propietario, y habilite las instalaciones para dotar a la zona de algunos de los recursos sociales que precisa.

La propuesta se fundamenta en las graves deficiencias en materia de equipamiento social y sociosanitario que presenta el municipio, y que son aún más preocupantes en el Distrito Suroeste, donde no existen suficientes recursos públicos para dar respuesta a las carencias de los distintos sectores de población.

Abdullah recuerda que faltan plazas en escuelas infantiles, centros de día de menores y centros sociosanitarios y no hay suficiente personal en los servicios sociales comunitarios; y todo ello en un Distrito en el que los índices de paro se han disparado hasta el 35%. Según datos de un informe del Instituto Municipal de Atención Social (IMAS) presentado en abril de 2012, el 35,25% de los hogares de esta área cuenta con rentas inferiores a 1.000 euros mensuales.

En su propuesta, Sí se puede también pide que se agilice, tal y como acordó el pleno de la corporación, la planificación de los recursos sociales que precisa la zona a partir de un estudio urgente de las necesidades de la población realizado por los técnicos municipales en colaboración con asociaciones vecinales y ONG que desarrollan su labor en los barrios del Distrito.

Este estudio podrá determinar los recursos sociales que se deben implementar, tanto en la escuela de Santa María del Mar como en otros disponibles en la zona, por ejemplo, en El Sobradillo. Abdullah también cree necesario, y así lo planteará en el Tagoror, que se establezcan los convenios necesarios con las administraciones competentes –Cabildo y Gobierno autónomo– para financiar y poner en funciona­miento los recursos citados.