jueves, 21 de febrero de 2013

Sí se puede exige al alcalde que celebre en un plazo de 15 días el pleno sobre el estado del municipio



* El Ayuntamiento está obligado a convocarlo cada año y no lo hizo en 2012, pese a las solicitudes de Arcila en las juntas de portavoces
* La organización cree que la inestabilidad del pacto, el accidente de la Gala y las insuficientes políticas sociales justifican el debate
Los concejales de Sí se puede en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, Pedro Fernández Arcila y Asunción Frías, solicitaron ayer por escrito la celebración de un pleno extraordinario sobre el estado del municipio, que el alcalde está obligado a convocar cada noviembre, excepto en año electoral –según el reglamento orgánico del pleno–, y que en 2012 no tuvo lugar, pese a varias solicitudes de Arcila en las juntas de portavoces para que se celebrara entonces o, en su defecto, en los primeros meses de 2013.

La organización cree que la actual situación que vive el consistorio hace necesario este debate y pide al presidente de la corporación, José Manuel Bermúdez, que convoque el pleno en un plazo máximo de quince días hábiles. Según Arcila y Frías, los últimos acontecimientos en la vida municipal justifican su petición.

Entre ellos, destacan la inestabilidad política del grupo de gobierno (CC-CCN-PNC-PSOE), que se manifestó meses atrás con la renuncia del primer teniente de alcalde, Julio Pérez, y otros concejales y que se ha agravado en las últimas semanas, con episodios como la dimisión del gerente de la Sociedad de Desarrollo, Antonio Olivera, hace apenas dos días, por profundas desavenencias con el concejal y consejero delegado de la empresa municipal, Florentino Guzmán.

No menos grave es el accidente durante la celebración de la Gala de elección de la Reina del Carnaval de 2013, en el que resultó herida de gravedad la candidata Saida Prieto. Arcila y Frías consideran que la actuación del grupo de gobierno tras este incidente aún esconde muchas incógnitas, por lo que ven necesario analizar con detalle lo acaecido antes y durante el espectáculo, así como el proceder posterior de los gobernantes.

Asimismo, la situación de crisis en el municipio ha tenido una respuesta insuficiente en materia de servicios sociales, lo cual se agrava con el empeoramiento de la situación económica de numerosos vecinos de Santa Cruz, a lo que hay que unir la disminución de la financiación en esta área procedente de otras administraciones.

Por último, Sí se puede cree imprescindible buscar alternativas para el modelo de desarrollo caducado en el que se halla anclada la ciudad y ejercer un control efectivo sobre las empresas que tienen concesiones para los principales servicios públicos, como Emmasa, Urbaser y la responsable de cementerios, entre otras.