lunes, 18 de febrero de 2013

Pedro Arcila reclama al Gobierno canario un compromiso económico para el desarrollo de Anaga



Sí se puede cree necesarias menos palabras y más acción para que el título de Reserva de la Biosfera mejore la calidad de vida de los vecinos
Pedro Arcila, concejal de Sí se puede en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, presentará una moción para su debate en el pleno del próximo viernes en la que se proponen una serie de medidas de carácter económico para que la iniciativa de declaración del Parque Rural de Anaga como Reserva de la Biosfera vaya acompañada de ayudas para los vecinos.

Arcila considera que la apuesta de la Fundación Santa Cruz Sostenible –en la que está representado el Ayuntamiento– para lograr la declaración de Anaga como Reserva por parte de la Unesco tiene que ir acompañada, como opinan los vecinos de la zona, de un soporte financiero público que haga viable el proyecto.

“En estos momentos son necesarias menos declaraciones institucionales y más acción para ayudar a los vecinos”, afirma el concejal, que añade que los habitantes de Anaga arrastran un desánimo prolongado, producto de la experiencia con las administraciones públicas, “rápidas en imponer limitaciones a sus actividades pero muy lentas a la hora de establecer compensaciones socioeconómicas a las poblaciones afectadas por las limitaciones impuestas por las normas”.
En este sentido, la moción pide reclamar al Gobierno canario el cumplimiento de lo establecido en el artículo 247 de la Ley del Territorio, que señala: “Con el fin de contribuir al mantenimiento de los Espacios Naturales Protegidos y compensar socioeconó­mi­camente a las poblaciones locales asentadas, se declaran Áreas de Influencia Socioeconómica el conjunto de los términos municipales donde se encuentre ubicado un Parque Natural o Rural y su Zona Periférica de Protección”.
Esta declaración conlleva la realización de obras de infraestructura y equipamientos que contribuyan a la mejora de las condiciones de vida de los habitantes del área y propicien el desarrollo de actividades tradicionales. De manera incomprensible, estas ayudas no han sido presu­pues­tadas desde hace varios años por el Gobierno de Canarias, y Arcila cree inexplicable que el Ayuntamiento no haya exigido este deber legal al Ejecutivo.
En la moción se pide además que las ayudas que por este concepto reciba el municipio se destinen a materializar los programas vinculados a desarrollo rural previsto en el Plan de Acciones del documento de Reserva de la Biosfera del Macizo de Anaga, elaborado por la Fundación Santa Cruz Sostenible. También se propone que el alcalde promueva el apoyo del Gobierno a la declaración de Reserva con el compromiso específico de que el Ejecutivo asumirá su corresponsabilidad financiera con la propuesta.