viernes, 1 de febrero de 2013

Frías critica que el Ayuntamiento no haya cumplido los plazos para el reglamento de huertos urbanos



El pleno se comprometió hace un año, tras una moción de Sí se puede, a establecer durante 2012 el procedimiento para la cesión de suelos
Asunción Frías, concejala de Sí se puede en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, ha lamentado hoy que el grupo de gobierno haya incumplido un acuerdo plenario de enero del año pasado por el que se acordaba la creación de una red de huertos urbanos en el municipio y se establecía la elaboración de un reglamento, a lo largo de 2012, en el que debían especificarse los trámites administrativos para la cesión y uso de los terrenos donde se pondría en práctica esta actividad.

La moción de Sí se puede, aprobada por unanimidad en el pleno del 27 de enero de 2012, contemplaba que en el mismo periodo se habría de redactar un catálogo de posibles terrenos aptos, de fácil acceso a bocas de riego y ubicados en los barrios urbanos de la ciudad. Sin embargo, el plazo ya se ha sobrepasado ampliamente y el grupo de gobierno sigue sin dar una respuesta a la organización ecosocialista sobre las causas de este retraso.

Por ello, Frías ha pedido la comparecencia de la concejala delegada de Consumo y Medio Ambiente, Yuri Mas, en la Comisión de Control prevista para el próximo día 7, para que dé explicaciones detalladas sobre el cumplimiento general de la moción, y no –como hizo en la Comisión de Control del pasado mes de noviembre– sobre el caso concreto de un proyecto piloto de huertos urbanos promovido por la empresa pública Gesplan en un terreno de El Sobradillo.

La moción presentada hace un año por Sí se puede contempla que el Ayuntamiento de Santa Cruz creará una red de huertos urbanos ecológicos en terrenos de titularidad pública o privada con fines no lucrativos, y para fomentar este tipo de expe­­­­­­riencias promoverá la participación ciudadana y buscará formas de colabora­ción con otras administraciones, organizaciones agrícolas y sociales. Frías afirma que, “lamentablemente, ninguna de las acciones aprobadas se ha puesto en marcha, ni tan siquiera el reglamento y el catálogo, lo que demuestra una vez más la falta de voluntad por parte de los gobernantes para desarrollar las acciones que ellos mismos votan en el pleno”.