viernes, 22 de febrero de 2013

El pleno aprueba una moción de Sí se puede para aumentar la financiación de las escuelas infantiles



También se dio el visto bueno a una propuesta para reclamar al Gobierno canario inversiones en el Parque Rural de Anaga
Arcila defendió la negociación con los funcionario del Ayuntamiento
El pleno del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife aprobó hoy por unanimidad una moción de Sí se puede que contempla garantizar el acceso a la educación infantil de los niños de las familias con menos recursos económicos y sociales mediante la modificación del Baremo de Valoración de Solicitudes de Nuevo Ingreso para las Escuelas Infantiles Municipales, así como de otros aspectos de la ordenanza que regula el Servicio de Educación Infantil a la Primera Infancia.

La moción, presentada por la concejala Asunción Frías, establece asimismo, tras una enmienda transaccional, que en 2014 y en 2015 se aumentarán las partidas del presupuesto municipal relativas a la educación infantil en un porcentaje que fijará el Consejo Rector del Instituto Municipal de Atención Social (IMAS). También acuerda exigir al Gobierno de Canarias que, como es su obligación, reanude el convenio con la Federación Canaria de Municipios (Fecam) para cofinanciar la educación infantil en todos los municipios de las Islas.

La propuesta de Sí se puede respalda la voluntad del grupo de gobierno y el trabajo técnico desarrollado para aplicar criterios de justicia social y discriminación positiva en la modificación de las bases de acceso a las prestaciones económicas de educación infantil.

Parque Rural de Anaga
Por otra parte, el pleno aprobó, también por unanimidad, una moción del concejal ecosocialista Pedro Fernández Arcila en la que se reclama al Gobierno canario el cumplimiento de lo ordenado en el artículo 247 de la Ley del Territorio, que establece la obligación del Ejecutivo regional de realizar obras de infraestructura y equipamientos que contribuyan a la mejora de las condiciones de vida de los habitantes de las áreas de influencia socioeconómica de los espacios naturales protegidos, entre ellos el Parque Rural de Anaga.

La moción tiene su razón de ser en una apuesta inicial de la Fundación Santa Cruz Sostenible –en la que está representado el Ayuntamiento– para lograr la declaración de Anaga como Reserva de la Biosfera por parte de la Unesco. Esta iniciativa tiene que ir acompañada, como opinan los vecinos de la zona, de un soporte financiero público que haga viable el proyecto, por lo que Sí se puede velará por el cumplimiento de las obligaciones del Gobierno tras la aprobación de esta moción.

Todos los grupos expresaron la necesidad de trabajar por el desarrollo de esta parte del municipio, un área cuyos vecinos –según manifestó Arcila durante la defensa de su propuesta– arrastran un desánimo prolongado, producto de la experiencia con las administraciones públicas, “rápidas en imponer limitaciones a sus actividades pero muy lentas a la hora de establecer compensaciones socioeconómicas a las poblaciones afectadas por las limitaciones impuestas por las normas”.